Terremoto en Chile (2)


A petición de varias personas que me han escrito desde Chile, he elaborado una reflexión seguida de una meditación, sobre lo acontecido en este país hermano. Sé que tenía que haberlo hecho unos días atrás pero es tal el flujo de información, de inputs y de acontecimientos de estos últimos días que me ha sido totalmente imposible reaccionar antes, necesitaría días de 72 horas.

Según apunta Lenain en su libro “La Science Cabalistique”, el ángel protector de Chile es Asaliah (47). Ésta es su plegaria:

Asaliah, yo ya estoy en la otra orilla.
con tu ayuda, me alejo de la zona oscura,
abandono los castillos materiales y me adentro
en tus tierras de promesa.
En un pasado lejano, me has manipulado a tu antojo,
he sido tu fiel marioneta, y después yo he querido
estructurar el mundo de acuerdo con lo aprendido
de tu luz primordial.
Ahora quiero que actuemos al unísono,
tu mano con mi mano, tu soplo con mi impulso;
y quiero que dejemos huellas para que los que vengan tras de mí
encuentren el camino ya hecho
y descubran los gestos y las palabras con las que crear...

Y éste es su programa:

Programa Energético :

Ayuda a :

- Tener una visión de conjunto
- Acercarse al núcleo y ayudar a los demás a hacerlo
- Conocer la verdad, estudiar el ocultismo
- Elevar la conciencia
- Tener una visión global de las cosas, sintetizar
- Saber captar el pensamiento de los demás
- Tener pasión por el conocimiento
- Comprender la mecánica cósmica
- Liberarse de los apegos materiales
- Activar la creatividad
- Trazar nuevos caminos
- Abandonar pequeñas seguridades
- Penetrar en la nueva era
- Arbitrar soluciones justas

Aporta :

- Aptitudes para la psicología y la pedagogía
- Aptitudes para ser un gran instructor, un iniciado
- Genio creador
- Un carácter agradable y justo
- Protección contra los escándalos
- Don para la estrategia
- Aptitudes para ocupar puestos relevantes en la política
- Aptitudes para ser un buen investigador
- Sensibilidad y compromiso social

Posibles efectos contrarios:

Tendencia a :

- La inmoralidad
- Materialismo
- Atrincherarse en las pequeñas seguridades
- Ser injusto
- Provocar escándalos
- Cultivar falsas creencias, a ser un mitómano, a mentir
- Padecer estreñimiento
- Guardar los rencores
- Propagar sistemas peligrosos o quiméricos
- Vivir la destrucción de la propia realidad

Asaliah es por lo tanto una fuerza psíquica que nos ayuda a alcanzar la tierra prometida, que nos impulsa hacia esa “otra orilla” de nosotros mismos en la que hallaremos la luz, la abundancia y la plenitud a todos los niveles. Este ángel rige, por rotación, el grado 16 a 17 de Tauro que, para la Astrocábala, es el trono de Venus en Tauro. Veamos lo que dice Kabaleb de este grado:

“El peregrino ha llegado por fin a su meta y todos los goces han de serle dados. Todo el esplendor del mundo estará a sus pies; vivirá rodeado de una belleza exuberante, en la abundancia y la plenitud. Ante tanto bienestar, tal vez piense que ha llegado a la perfección e intente detenerse en este punto. Ese impulso de detenerse es el mayor peligro que pueda acecharlo. Ojalá que este peregrino encuentre a alguien que le abra los ojos, diciéndole que sólo se encuentra en el final de una etapa pero que hay que proseguir el viaje evolutivo.”

De ello se deduce que Chile es un espacio psíquico, pero también físico en el que uno ha de poder gozar de todas las maravillas que nos ofrece la naturaleza, la madre Gaia. Pero en este territorio uno corre el peligro de estancarse y de creer que el goce es un fin en sí mismo, y no parte de un proceso. En cuanto nos estancamos, existe un mecanismo psíquico que nos obliga a ponernos en marcha de nuevo. A nivel personal esto puede traducirse en una enfermedad, en una pérdida, en un accidente o en un acontecimiento traumático. A nivel de una nación, puede traducirse en terremotos, maremotos, erupciones volcánicas, inundaciones etc..

En su análisis de los nombres de los 72 ángeles, Kabaleb dice de Asaliah:

“Asaliah pone en acción los pensamientos sublimes e impulsa al individuo a ser justo y a instituir la justicia en su tierra; lo impulsa a poner las manos en la masa para construir una realidad.”

Pero estamos hablando de una realidad venusiana ya que este ángel ocupa el trono de Venus, que es el grado en el que Venus e manifiesta con su máximo poder y esplendor en Tauro, uno de sus signos de regencia (el otro es Libra).

“El nombre de Asaliah está formado por las letras hebráicas Ayn-Shin-Lamed-Yod-He. La primera letra –Ayn- es (en el marco del nombre de Asaliah) la fuerza generadora/impulsora y corresponde al arcano nº 16 del Tarot: La Torre Fulminada”.

Esto es lo que dice Kabaleb de esta carta en su libro “Curso de Iniciación Cabalística a la Astrología y al Tarot”:

“Si la Torre Fulminada aparece en tu juego, interprétalo en el sentido de que tus objetivos materiales pueden verse abortados, fulminados por la intervención de una fuerza no prevista. Una empresa material ha llegado a su límite y una de dos, o bien renuncias voluntariamente a ella, desligándote de todo compromiso, o bien las circunstancias te obligarán dolorosamente a ello. Un periodo de experiencias llega a su ineluctable fin y debes saber comprenderlo y amoldarte a las exigencias de esta nueva etapa. Te toca mirar hacia el espíritu y bajarte de la torre de tus seguridades.”

Esta es la semilla o fuerza seminal contenida en el nombre de Asaliah. Pero toda fuerza inseminadora –en este caso el Ayn- necesita una “madre” que la geste, en el análisis de cualquier nombre hebreo, esa madre está representada por la segunda letra. En el nombre de Asaliah esa segunda letra es el Shin. En el Tarot el Shin corresponde al arcano nº 21, el Loco. Esta carta/letra representa, según Kabaleb, “el momento en que la naturaleza de Cristo penetra en la humanidad de Jesús, el momento en que la naturaleza divina y la humana colaboran en la salvación del universo material. Si el Loco aparece en tu juego, interprétalo como el anuncio de la manifestación de la divinidad en tu vida. Verás el futuro con mucha lucidez, sentirás el impulso de defender nuevos valores.”

La tercera letra del nombre de Asaliah es el “hijo” del Ayn y del Shin, el fruto de la copulación de ambos, es el Lamed, el arcano del Colgado que representa, según Kabaleb, “el comienzo de un nuevo ciclo de experiencias materiales, un comienzo arduo en el que el individuo tendrá que sacrificar viejas ideas y viejas formas de ver la vida.”

Los nombres de todos los ángeles acaban en “iah” o en “el”, la primera terminación es Yod-He, una fuerza interiorizadora femenina y la segunda el Aleph-Lamed, una fuerza exteriorizadora masculina. No me extenderé en el marco de este artículo sobre lo que esto significa, para no alargarlo, guardaré esta cuestión para un próximo artículo.

Quien lea estas líneas puede pensar: Vaya, ¿qué me están diciendo, que me ponga la túnica de Francisco de Asis y renuncie a todos mis bienes para evitar que la tierra/mis seguridades vuelva a temblar, para evitar que esa Torre Fulminada vuelva a poner mi mundo patas arriba?

No se trata de renunciar a las posesiones a nivel físico sino de renunciar a la idea de que la felicidad material es un objetivo en sí, en vez de parte de un proceso. Pero esto va mucho más allá aún, se trata de salir del complejo de Edipo, de la actitud que consiste en matar al espíritu y casarse con la materia. Y casarse con la materia significa identificarse con el mundo de las formas, con la contingencia, con la situación que uno está viviendo sin darse cuenta de la lección de vida que encierra.

Casarse con la materia es navegar en las aguas de la dualidad, en la película de los malos y los buenos, de los verdugos y las víctimas. (En la página de mi hermana Milena hay un escrito de mi madre que habla de la desidentificación) Eso es a lo que ha de renunciar el pueblo chileno, más que ningún otro en este momento, aunque ésta sea una tarea para todos los seres humanos en general.

¿Significa todo ello que el destino del pueblo chileno es estar sometido constantemente a la fuerza de la Torre Fulminada que le va a echar abajo todo lo que construya? Evidentemente no, esta fuerza de Asaliah sólo se despierta de forma contundente cuando una masa crítica de personas emite consciente o inconscientemente el grito de “¡Basta ya!” expresando un descontento generalizado por la situación que están viviendo. Esto es probablemente lo que ha provocado los movimientos de Tierra. Es lógico pensar que cuando se producen réplicas de un terremoto o réplicas de un desequilibrio o enfermedad en el cuerpo es porque la sociedad o persona interesada no ha tomado suficientes cartas en el asunto. Ojalá estas líneas y la meditación que viene a continuación puedan evitar mayores sacudidas.

Meditación: Pasando a la otra orilla

Puede ser realizada hoy, domingo 7 de marzo 2010 y hasta 36 horas después, manteniendo su efectividad.

Relajación

- Realiza tres respiraciones lentas y profundas, entrando el aire por la nariz y exhalando por la boca, llenando primero de aire tu abdomen y luego el tórax. Luego realiza 3 respiraciones provocando una apnea, es decir entrando por la nariz, reteniendo el aire todo lo que puedas y luego lo sacas por la boca muy lentamente. Le das la orden a tu mente de rebajar la actividad eléctrica de sus ondas a 4 ciclos por segundo, de esta forma entrarás en un estado de profunda relajación.

- Imagina que por encima de tu chakra 7, en la parte superior de tu cabeza, se está formando una espiral de luz azul índigo. Ahora observas que por encima de tu cabeza, se abre este chakra 7, tiene la forma de un gran embudo por el que penetra la luz azul de la espiral. Ese rayo azul inunda todo tu cuerpo armonizándolo, relajándolo completamente, aliviando todos tus centros energéticos.

- Imaginas que ese rayo azul envuelve todo tu cuerpo como si estuvieras en una burbuja de ese color. Esa luz azul va eliminando cualquier tensión y regenerando cada tejido, cada célula, cada órgano.

Inducción

- En ese estado de profunda relajación en el que te encuentras, imaginas que te trasladas al Monte Saint Michel, te encuentras al pie de este Monte, imaginas que está yermo, es todo hierba, sin construcciones, salvo un templo en la cima, dedicado al Arcángel Miguel.

- Imaginas que empiezas a escalar el Monte, lentamente y a cada paso que das, te vas desprendiendo poco a poco de todas tus vestiduras, joyas, calzado, todo lo que llevas encima. Te desprendes asimismo de una capa de energía gris compuesta de tensiones y preocupaciones de la vida diaria.

- Vas ascendiendo, subiendo, subiendo, tu cuerpo se queda completamente desnudo y cubres tu desnudez con un precioso manto blanco, tejido con hilos de luz. Alcanzas la cima del Monte, las puertas del templo se abren ante ti y te invitan a penetrar en él.

- Entras y te sitúas en una sala redonda con muchas ventanas por las que penetra el Sol a raudales. Las paredes y techos están cubiertos de amatistas incrustadas que despiden poderosos haces de luz de color violeta que penetran por tu cabeza, recorren todo tu cuerpo, impregnándolo de energía violeta transmutadora.

- Invocas la presencia de unos maestros que te van a ayudar en esta meditación. Invocas a Jesús el Cristo, a la Madre María, al Arcángel Miguel, al Arcángel Mettatrón, a los 72 Ángeles de la Cábala, especialmente al ángel Asaliah.

Sinergia grupal

- (En caso de que se haga la meditación con un grupo) Imaginas que en el centro de la sala del Mont Saint Michel en la que te encuentras hay un inmenso diamante del tamaño de una cabeza humana. Imaginas que sacas un hilo dorado de tu corazón y lo enrollas alrededor del diamante, de esta forma unes tus energías a las de todas las personas del grupo.

Conexión

- Te representas mentalmente a Chile tal como está ahora, una tierra removida, fracturada en parte de su territorio, con un aura dolida. Ahora imaginas que en el océano Pacífico, a unos 500 metros de la costa chilena, construyes mentalmente una gigantesca isla, del mismo tamaño y superficie que el Chile actual. La vamos a construir entre todas las personas que hagan esta meditación.

- Llenamos este nuevo territorio -que está en la otra orilla- con bosques, parques, casitas rodeadas de jardines floreados con césped, imaginamos flores de todos los colores y formas. Creamos mentalmente grandes superficies de tierras cultivadas preparadas para dar excelentes cosechas, creamos huertos con toda clase de frutas.

- Invocamos a Asaliah, quien, como todos los ángeles, tiene el poder de hacer infinitas réplicas de sí mismo, le pedimos que cree el mismo número de réplicas como de habitantes tiene Chile, unos 16 millones.

- Pedimos que cada una de esas réplicas de Asaliah coja delicadamente y con mucho amor en sus brazos a cada uno de los chilenos y lo transporte en volandas a la otra orilla, a la tierra prometida de la abundancia y la felicidad.

- Imaginamos que Asaliah le dice a todos los chilenos de la nueva tierra (repite estas palabras de viva voz si puedes y si no, mentalmente): “Hermanos en la luz, yo soy Asaliah, la fuerza angélica que se encarga de proteger a vuestro pueblo y de conducirlo hacia las tierras de promesa de la abundancia y de la plenitud. Mi intervención especial ha sido solicitada por un grupo nutrido de personas del mundo entero que, en amoroso servicio, se han prestado a daros un empujoncito para ayudaros a alcanzar ese estado de plenitud y calma interior que vuestra conciencia colectiva está demandando. Pero una cosa es pode acceder etéricamente de forma circunstancial, como lo están haciendo ahora vuestras almas y otra diferente que podáis permanecer en esta nueva realidad. Todo depende de vuestra predisposición a olvidar antiguos rencores y a transmutarlos en amor puro. Parte de mi misión consiste en hacer que vuestro Yo divino se una a vuestro Yo humano, que activéis esa fuerza crística que os lleva a amaros unos a otros sin condiciones. Si un número significativo de vosotros adhiere a estos nuevos valores, toda la sociedad chilena podrá dar el salto a la otra orilla. De vosotros depende. Recibid pues toda la fuerza amorosa de esos centenares (y quizás miles) de corazones que se han unido para hacer esta meditación.”

- Imagina que desde tu corazón proyectas un potente rayo láser de color verde hacia la nación chilena.

- Imagina que bajo el influyo de esos rayos verdes, todos los chilenos de la nueva tierra se unen en un abrazo general, formando una gigantesca piña. Sus corazones empiezan a sincronizarse y a latir al unísono.

- Imagina que ese poderoso latido es transmitido a Gaia, para calmarla y pides que llegue también hasta el Gran Sol Central.

- Imaginas que ese Gran Sol Central está simbolizado por el disco solar que se encuentra depositado en la ciudad subterránea que hay debajo del Lago Titicaca. Mandamos pues ese potente latido al disco solar, al alcanzarlo, el latido multiplica exponencialmente su fuerza y es reenviado hacia Chile y es tan potente que reverbera en toda América latina. Todos nuestros hermanos suramericanos sienten este poderoso latido de amor que llena sus corazones.

- Cierras tus chakras, das las gracias a los maestros, sales de la sala, del templo, bajas la montañita, dejando atrás tu vestido de luz, recuperas tu ropa y te anclas al suelo creando unas raíces etéricas que van desde tus pies hasta el centro de la Tierra

En la canalización de Jeshua que acabo de publicar en el blog, se dice lo siguiente:

“Existen ventanas de tiempo holográficas, son como olas en las cuales las meditaciones y las reuniones de grupo tienen un tiempo especial. Quienes no pueden reunirse al tiempo exacto (o sea hacer una meditación en el mismo día y hora), pueden participar en los ejercicios usando la ventana holográfica.

En muchos casos, hemos sido capaces de extender la ventana holográfica en esta transmisión, por ejemplo a un período de tiempo de 24 a 36 horas. Esto significa que la gente que no puede reunirse exactamente en el tiempo en que la meditación está siendo efectuada, todavía puede participar haciéndolo ya sea antes o después de la ventana de tiempo y todavía beneficiarse y contribuir a la energía y trabajo holográficos. Sus pensamientos también pueden ser magnificados junto con los del grupo.” Tengámoslo en cuenta. De todas formas, no importa demasiado el momento en que se haga porque a cada vez que un grupo de personas se movilice para meditar, se generará una nueva ventana holográfica.

Soleika Llop
http://abriendoconciencia.blogspot.com

2 comentarios:

Anónimo dijo...

Solo agradecer... Joyce Veloso Chile.

Violeta dijo...

Simplemente maravilloso,en nombre de todos mis hermanos Chilenos, reciba nuestros agradecimientos y bendiciones por su ayuda en estos momentos,esto se multiplica y por tanto nuestra Madre Tierra y toda forma de vida sobre ella se beneficia.
Con cariño
Violeta

Entradas populares