Mujeres que corren con lobos (Clarisa Pinkola)

Este es un libro muy recomendable para los hombres que quieran entender a las mujeres, y para las mujeres que quieran comprenderse a sí mismas, una obra en la que hay mucho grano y poca paja. Clarissa Pinkola, psicoanalista junguiana, poeta y cantadora, invita al lector a realizar un viaje profundo y apasionante por todas las estancias del alma femenina, a través de diversos cuentos. En cursiva, mis reflexiones, en negrita las frases que más destacaría.

27.- La mujer salvaje es el alma femenina, es todo lo que pertenece al instinto, a los mundos ocultos. Todos recibimos de ella una resplandeciente célula que contiene todos los instintos y los saberes necesarios para nuestras vidas. Es la intuición, es la visionaria, la que sabe escuchar. Es la que habla el idioma de los sueños, la pasión y la poesía. Es la hacedora de ciclos, es lo que nos induce a seguir adelante cuando hay atasco.

31.- Los cuentos me ayudan a explicar la naturaleza instintiva de las mujeres, son una medicina, engendran emociones, preguntas, contienen los remedios para reparar o recuperar cualquier pulsión perdida.

48.- Cantar significa utilizar la voz del alma, significa decir la verdad acerca del propio poder y la propia necesidad, infundir alma a lo que está enfermo o necesita recuperarse. (Una sugerencia: apuntarse a las clases de Gospel de Moisés Sala, grupo Gospel Viu-ver información en Internet).

52.- Lo que Jung llamaba el inconsciente colectivo, o lo que (en el libro de las Nieblas de Avalon) llaman el hogar de los seres de la niebla, o el mundo etérico es el lugar donde se producen las visiones, las imaginaciones, las inspiraciones y curaciones de todo tipo. Aunque ese lugar transmite una enorme riqueza psíquica, hay que acercarse a él con cierta preparación, pues uno podría ceder a la tentación de ahogarse gozosamente en el arrobamiento experimentado durante su estancia allí. En ese sentido, los estratos más profundos de la psique pueden convertirse en una trampa de éxtasis de la cual las personas regresan tambaleándose y con la cabeza llena de ideas inestables y manifestaciones insustanciales.

Y no debe ser así, hay que regresar totalmente lavados y sumergidos en unas aguas vivificantes e informativas que dejen grabado en nuestra carne el olor de lo sagrado. (Pueden convirtirse en una trampa cuando uno accede a estos mundos de forma artificial, por ejemplo a través de un psicotrópico o de ejercicios de respiración muy intensos o a través de un shock emocional fuerte. En estos casos, el velo se rasga de forma violenta o repentina sin la debida preparación, la persona puede tener visiones maravillosas pero cuando regresa, a menudo no sabe cómo procesar la información que ha recibido. Para evitarlo, es preciso tener equilibrados y nutridos los chakras inferiores y luego poner en práctica lo que uno ha experimentado, haciendo que los demás se beneficien de ello).


54.- Jung advierte en su ensayo “La Función Trascendente” que algunas personas, en su búsqueda del Yo Superior, estetizan en exceso la experiencia de Dios y llegan a sufrir daños por ello. Lo ideal es saber manifestar lo que uno ha aprendido a través de esta experiencia.
56.- En México dicen que las mujeres llevan la luz de la vida y que ésta está localizada, no en el corazón, ni detrás de sus ojos sino en los ovarios, donde están depositadas todas las semillas, incluso antes de nacer.

73.- Barba Azul representa al hombre oscuro que habita en la psique de todas las mujeres, es el depredador innato. Es una fuerza que hay que refrenar, y para hacerlo, las mujeres deben conservar sus facultades instintivas: la perspicacia, la intuición, la resistencia, la capacidad de amar con tenacidad, de sanar intuitivamente y de cuidar su creatividad, la aguda percepción, la agudeza auditiva. Barba Azul es la figura psíquica que se opone a todo ello.

86.- Para desarrollar la conciencia, hay que buscar lo que se oculta detrás de lo directamente observable. Barba Azul es la tendencia de la psique que nos impide buscar detrás de lo visible, es la que prohíbe abrir la puerta.

87.- Cuando las mujeres abren las puertas de sus propias vidas y examinan (como en el cuento de Barba Azul, cuando su mujer descubre la habitación llena de cadáveres de mujeres) las carnicerías ocultas en aquellos recónditos lugares, suelen descubrir que han estado permitiendo la ejecución sumaria de sus sueños, objetivos y esperanzas más decisivos. (Una ejecución que ellas mismas han llevado a cabo, al no permitir el libre desarrollo de su esencia femenina. Cuando esta situación se prolonga, el depredador acaba saliendo al exterior en forma de hombre que la maltrata. Un hombre que no será más que un simple personaje de su obra, un actor a sueldo).

117.- Para resistir al depredador, las mujeres han de decir su verdad con voz clara. Las mujeres que no saben identificar al depredador que se aloja en su psique pueden pertenecer a dos categorías: la de las no iniciadas, las jóvenes e ingenuas o bien aquellas cuyo instinto ha sido dañado. La cura, tanto para una como para otra, es escuchar la propia intuición, la propia voz interior, (la meditación).

131.- El gran poder de la intuición está formado por una vista interior, un oído interior, una percepción interior y una sabiduría interior tan veloces como un rayo.
141.- Las mujeres que se han criado en familias que no aceptan sus cualidades se lanzan una y otra vez al cumplimiento de impresionantes hazañas, sin saber por qué. Experimentan la necesidad de tener tres doctorados universitarios, de colgarse boca abajo desde la cumbre del Everest o llevar acabo toda suerte de arriesgadas proezas que les ocupan mucho tiempo, para demostrar su valía a su familia. Pero eso es inútil.

146.- Se alimenta a la intuición prestándole atención. ¿De qué sirve una voz sin un oído que la reciba?

152.- Buena parte de la literatura acerca del poder femenino afirma que los hombres temen ese poder, pero el caso es que hay muchas mujeres que también lo temen. Para que un hombre pueda resistirlo, la mujer tiene que haberlo resistido antes, tiene que haber aceptado su naturaleza femenina.

156.- Lavar la ropa es una metáfora a través de la cual aprendemos a clasificar, remendar y renovar la psique instintiva por medio de una purificación de las fibras del ser. (En las terapias o talleres de Alquimia Genética, aparece a menudo esta metáfora del lavado de la ropa).

208.- Para amar a una mujer, el hombre tiene que amar también su naturaleza indómita. Si la mujer acepta un compañero que no sabe o no puede amar su otra faceta, tendrá la sensación de que la han desmontado y cojeará como si estuviera averiada. Cuando un hombre entrega todo su corazón, se convierte en una fuerza asombrosa.

212.- En los cuentos más sabios, el amor raras veces es un encuentro entre dos enamorados. Algunos cuentos lo describen como la unión entre dos seres cuya fuerza conjunta permite a uno de ellos, o a los dos, establecer comunicación con el mundo espiritual.

229.- El deseo de obligar el amor a vivir sólo en su forma más positiva es la causa de que muera definitivamente.(No hay que huir de los conflictos sino aprender de ellos, crecer con ellos, reconociendo en el otro una parte de nosotros).

250.- Las lágrimas encierran un poder creador. En los cuentos de hadas, cuando se derraman lágrimas, éstas alejan a los ladrones, cuando se rocían, evocan a los espíritus. Cuando se derraman sobre el cuerpo, curan las laceraciones y devuelven la vista. (En las terapias, en cuanto el paciente de emociona, abre su corazón, esto le permite penetrar en niveles más profundos de su psique.)

253.- Es un error pensar que otra persona nos puede curar, emocionar o llenar. Se tarda mucho tiempo en averiguar que no es así, sobre todo porque proyectamos la herida fuera de nosotros en lugar de curarla dentro.

291.- Las mujeres que no han sido mimadas tienden a apartarse de sus hijos.

301.- Cuando estamos al limite de nuestras fuerzas, psíquicamente hablando, a veces aparece una persona que nos ayudará a liberarnos pero puede tratarse del acto de bondad de un simple forastero de paso, de alguien que aparece como llovido del cielo pero que no forzosamente es quien nos corresponde. Puede tratarse de una relación fugaz que nos saca del atolladero y luego se pierde en la noche, es como un pequeño espacio de descanso y reposo.

452.- Cuando una mujer permanece demasiado tiempo alejada de su esencia, la capacidad para percibir lo que siente se agrieta.

455.- Si una mujer sacrifica su necesidad de regresar a sí misma por sus hijos, les está enseñando a hacer lo mismo cuando crezcan.

456.- Diversas formas de “regresar a casa” para una mujer, es deci,r de volver a su esencia: volver a leer pasajes de libros o poemas que la han emocionado. Pasar unos minutos a la orilla de un río, tenderse en el suelo en medio de las sombras del crepúsculo, estar en compañía de un ser amado sin la presencia de niños. Subir a un autobús con destino desconocido, rezar, saludar al amanecer etc.

463.- La mujer que regresa a casa siempre llora, se emociona.

474.- La soledad es la mejor cura para el cansancio. Durante la menstruación, la mujer vive mucho más cerca de su propio conocimiento que de costumbre; el espesor de la membrana que separa la mente inconsciente de la consciente se reduce considerablemente. Los sentimientos, recuerdos o sensaciones que normalmente están bloqueados penetran más fácilmente en la conciencia. Una mujer tiene que tener su “lugar femenino”, una cueva, un bosque, la orilla de un río etc.. El trastorno premenstrual traduce la necesidad insatisfecha de encontrar un momento para revitalizarse, renovarse, sumergiéndose en la psique. Una mujer puede imaginar que se monta un bosque plegable, un refugio psíquico en el que pueda desconectarse unos instantes al día.

481.-Las culturas demasiado civilizadas intentan impedir que la mujer vuelva a casa, es decir, a su psique.

485.- La capacidad creativa de una mujer es su cualidad más valiosa pero la creatividad brota de algo que se mueve, rueda, avanza y se derrama en ella, no de algo que permanece inmóvil esperando que la mujer encuentre el camino que lleva hacia ella.

492.- El río simboliza la capacidad de vivir auténticamente, simboliza la creatividad de la mujer. (En las terapias de Alquimia Genética, sale a menudo la imagen del río que lleva aguas limpias, es decir sentimientos puros).

493.- A veces la vida creativa de una mujer es taponada por el ego, a veces las presiones de la cultura a la que pertenece le dicen que sus ideas creativas son inútiles, que nadie las querrá. Esto es una contaminación, es como verter plomo a su propio río, envenena la psique. El efecto más directo de esta situación es la pérdida de la vitalidad.

495.- Las 5 fases de la creación: inspiración, concentración, organización, puesta en práctica y mantenimiento. Cuando la creatividad es taponada, alguna de estas fases queda embarrada y las mujeres dicen que no se les ocurre nada nuevo, útil o empático, entonces se distraen fácilmente con aventuras amorosas, con un exceso de trabajo, de juegos o con un exceso de cansancio.

No he querido añadir más cosas para no alargar excesivamente este resumen, pero el libro tiene 850 páginas. Una auténtica joya.

6 comentarios:

Lola dijo...

Empece a leerlo ayer y me está gustando. Ya entraré cuando acabe para terminar el comentario.

Anónimo dijo...

Hace cinco años que me acompañan "estas mujeres", mis lobas, y sigo leyéndolo (aún no lo acabé) y releyendo pasajes ya leídos....inagotable fuente de claridad, energía y encuentro conmigo misma y con todas. Carmen

Melisa dijo...

Hola! acabo de encontrar tu blog gracias a un mail que me mandaron con una frase hermosa y me dijeron que lea este libro que es fabuloso, puse en google Clarissa Pinkola y ahi encontre tu blog :D
Voy a conseguirme el libro..
Besos y hermoso el blog y todas tus publicaciones.

http://pecorarosusu.blogspot.com/
http://fuertespasiones.blogspot.com/

Anónimo dijo...

Este libro es lo mas grande que he tenido en mis manos...es una Biblia, creo siempre estará en mi mesa de noche, para tenerlo facilmente en mis manos dia a dia, y alimentar mi alma, mi deseo de encontrar lo *salvaje de mi*...de rescatarme, de la persona condicionada y maltratada....se los recomiendo....desde el momento que llego a mis manos senti la emocion y la energia....
Es un libro que no le prestare a nadie....es para mi ...es mio...
La Loba

mojik dijo...

Me Parece maravilloso poder encontrar referencia de buenos libros, deberas quede muy impresionada con las notitas del blog prometo buscarlo para poder leer todo el libro

Frank dijo...

Recibe un cordial saludo desde venezuela. Me gustaría saber si existe el audiolibro en español de "MUJERES QUE CORREN CON LOBOS" de Clarisa Pinkola, ya que quiero obsequiarlo a una amiga invidente. Agradezco respuesta. Un fuerte abrazo.
Mi dirección de e-mail es: franaldiacon@gmail.com

Entradas populares