Una hermosa transmutación: de barro a flor de loto

Éste es un ejercicio de Alquimia Genética en el que la persona explora su capacidad de amar el trabajo en equipo, de sentir apetencia por encontrar su familia de almas y de activar su Yo multidimensional (entre otras cosas). Esa capacidad, al principio del ejercicio, es un poco rudimentaria y tosca, es representada simbólicamente por un trozo de arcilla, pero después de la toma de conciencia se transforma en una hermosa flor de loto.

Este ejercicio contiene interesantes puntualizaciones que darán que pensar a quienes practican la alopatía energética. Entre paréntesis, mis comentarios...

“Subo hacia el Monte Saint Michel, mi guía es Jesús. Antes de entonar el mantra, Jesús me da un trozo de barro arcilloso y me dice que lo conserve hasta el final del ejercicio. El primer escenario es la puerta de una Iglesia, es como la iglesia de mi infancia, tengo que decir que no soy practicante, en la cual solo estamos nosotros y estamos frente a la puerta para salir. Jesús me dice que la salida de la iglesia es un momento importante. Da la impresión de que ese lugar no es un espacio sagrado (esto significa probablemente que en esa área de su psique hay viejas costumbres, viejos condicionamientos, viejos ritos, está como sometida a determinadas creencias que le inculcaron desde el exterior, en la infancia) cuando salimos (cuando se aleja de esos condicionamientos es cuando aparece la luz en su vida) veo que aparece fuera un pueblo de casas blancas, la luz es muy intensa, al contrario de la iglesia de la que hemos salido que tenía poca luz.

Las personas que viven allí van vestidas con túnicas blancas y rezuman armonía (le dicen que para que acceda a un punto de armonía en esa área de su psique ha de salir de sus creencias anteriores, de los patrones heredados). Veo que hacen tareas cotidianas, sin más, pero desprenden luz, de sus cuerpos, sus vestidos, de sus movimientos. Hablo con una mujer que me dice que se dedican a la salud y le pregunto cómo lo hacen y me dice que no hay “un método”. Con un tono de amable reproche dice que aún no comprendo lo que es la salud y lo que es la sanación, es como si a estas alturas ya tuviese que saberlo, le digo que me explique un poco y dice que puedo estar tomando una planta (hierba medicinal) adecuada para sanar y que luego no se produzca la sanación, porque estoy delegando en la planta.

Dice que la salud y la sanación tienen que ver más con la toma de conciencia (interesante puntualización, que da mucho que pensar) me dice que la mayoría de tratamientos son canales y no serían necesarios. Dice que no me preocupe, que ya lo entenderé. Mientras hablábamos, los demás habitantes del pueblo han venido a reunirse con nosotros. Vienen directamente porque quieren ir a la Nueva Jerusalén, ya están al tanto del trabajo alquímico!!!!!!!! (las Capas del ADN sutil son como vasos comunicantes, los habitantes del pueblo celular son unos fisgones porteriles, se enteran de todo).

Nos sentamos en círculo para entonar el mantra de la Capa 4, entonces me doy cuenta de que tengo en mis manos el trozo de arcilla que me ha dado el guía y lo dejo sobre mi regazo para tomarme de la mano de los demás así pronunciamos 9 veces el nombre de la Capa. Cuando terminamos, me doy cuenta de que el trozo de barro se ha convertido en una gran flor blanca tipo loto, con el centro amarillo. Me quedo mirando a Jesús que dice: “eso es para que creas en los milagros” (ha convertido un material básico y un poco tosco –lo que antes era esa área de su psique- en algo hermoso con un centro que parece un Sol, que simboliza la conciencia). Me emociono tanto que me pongo a llorar. Vamos todos a la Nueva Jerusalén, donde festejamos la reunión. Me despido de los Maestros y vuelvo a mi 3D.

2 comentarios:

Manuel dijo...

Me ha encantado este ejercicio.

Precioso, y revelador.

Gracias

Sibila. dijo...

Interesante y profundo ejercicio que nos invita a una lectura detenida para poder hacer una interpretación adecuada o labor prospectiva.
Desde mi punto de vista, se podría argumentar lo siguiente.
1. De como los viejos condicionamientos son susceptibles de cambio (piénsese en esa evolución desde barro arcilloso a flor de loto blanco-amarillenta y su simbología que apostilla Solëika).
2. Se puede acceder a un nuevo condicionamiento pero, éste ha de constituirse en un fin instrumental, es decir, un medio para evolucionar (sanación) la creencia, nunca constituirse en un fin final (le dice la mujer del pueblo de casas blancas de modo claro: "no hay método").
3. El punto de salud y sanación y su correlación con una toma de conciencia es un punto clave del discurso donde éste se sobredimensiona. A este respecto, yo creo que se puede interpretar en el sentido de que un concepto hay que pasarlo a la experiencia y solo así, es como se interioriza lo externo o 3D en nuestro interior (estoy hablando a nivel de los sentidos físicos) y eso nos ayuda a conocernos mejor y a ser capaces de pensar por nosotros mismos (unos nuevos valores internos, una nueva conciencia), e ilustrado en blanco amarillento o nueva toma de conciencia (nuevos condicionamientos).
Gracias.

Entradas populares