La teoría del desdoblamiento del tiempo Parte III

Esta es la tercera parte de la transcripción de los vídeos de J.Pierre Garnier Malet, Doctor en Física. Recordemos que lo que Garnier Malet llama “el doble” es el Yo divino. No pude proseguir con la traducción de estas conferencias porque su página está en construcción, lo haré más adelante. Entre paréntesis, mis comentarios.

- Podemos crear nuestros temores con una facilidad nunca vista antes, por eso los maestros dicen que en el instante en que tienes un pensamiento, éste se manifiesta. (Esto es lo que ocurría en la película “La Esfera” en la que un personaje que temía a los pulpos empezó a crear miles de pulpos y como estaba buceando, casi lo matan. Esto fue debido a que se acercó a una esfera, un artefacto de origen no terrestre, del que emanaba una gran energía. Extrapolando, podemos decir que cuando sube nuestra vibración –y está subiendo mucho debido a las tormentas solares- adquirimos el poder de cristalizar nuestros pensamientos, y más vale que sean positivos, a eso se refiere Garnier Malet)...

- Es bueno entregar al doble nuestras preocupaciones antes de dormirnos..

- Sí, esa es una regla básica, dormirnos pensando que el doble lo arreglará todo, pero hay que ir más lejos. Siempre tendrás preguntas que hacerte porque a cada vez que tienes una respuesta a una pregunta válida, te das cuenta que llegan muchas más preguntas detrás. Lo cierto es que cuando entramos en el féretro, no hemos obtenido las respuestas a todas nuestras preguntas. De hecho, por eso vamos a buscar las respuestas a otro lugar…Al fin y al cabo, la muerte debe ser algo bueno ya que la guardamos para el final !!!

- Háblanos un poco más del doble…

- En la antigüedad, la existencia del doble nunca se cuestionaba. En Egipto lo llaman el Ka pero hace 2000 años que se dejó de hablar de ello, ahora mismo no hay ningún escrito que certifique la existencia de ese doble. Sin embargo, toda la antigüedad vivía en función de él porque los antiguos iban a buscar el futuro antes de vivirlo. Los aborígenes utilizan aún una especie de teléfono inalámbrico que les comunica con el mundo invisible (cuenta el antropólogo Levy Bruhl en sus libros que cuando a un aborigen se le propone hacer algo, en vez de decir “lo pensaré”, dice “lo soñaré”). No somos más que los actualizadores de un futuro preexistente que hemos creado por adelantado y que luego vivimos. El truco consiste en poder cambiarlo antes de vivirlo. Antes un buen vidente era aquel que percibía los peligros y que se las arreglaba para que no ocurrieran. O sea que un buen clarividente era alguien que podía prever situaciones peligrosas que nunca ocurrían. El buen vidente también puede preparar un futuro positivo para su cliente, pero para eso hace falta conocer las leyes. En este momento estamos viviendo el final de un ciclo en el cual se abren todas las puertas del futuro, tenemos la capacidad de modificar nuestro futuro en cada instante, y eso no era posible hace un siglo. Esto es posible desde la explosión solar del 13 de marzo de 1989. Podemos borrar nuestro futuro antes de vivirlo, tenemos la goma de borrar (mi padre dice en sus libros que si vivimos por dentro determinadas movidas que nos propone la vida, no hace falta que las vivamos por fuera).

- Explícanos lo que es una apertura o brecha temporal

- Entre dos instantes perceptibles, existe un instante imperceptible al que yo denomino apertura temporal (A.T.). Es como un agujero en el tiempo (opening o time gate en inglés). Las A.T. son instantes imperceptibles que utilizamos sin ser conscientes de ello. Pongamos un ejemplo: la luz de esta sala se enciende y se apaga cincuenta veces por segundo pero Uds sólo ven la luz. Pero si fueran capaces de ver la oscuridad y no la luz, verían la misma realidad en la oscuridad, pero no al mismo tiempo que aquellos que ven esa realidad en la luz. O sea que es posible ver la misma realidad al mismo tiempo pero no simultáneamente. Dicho de otro modo, si pudierais penetrar en esas brechas temporales, tendríais otra visión de la realidad (el científico Itzhak Bentov dice que nuestro cuerpo juega al escondite porque nuestros átomos se materializan y desmaterializan siete veces por segundo, lo que ocurre es que lo hacen de forma gradual porque si lo hicieran todos al mismo tiempo podríamos conquistar la invisibilidad, pero mientras estamos en “off”, es decir en el tiempo subjetivo, podemos captar informaciones que normalmente escapan a nuestra consciencia).

2 comentarios:

Sibila. dijo...

Y quizá esas brechas temporales se den en los momentos de inspiración y también en "otros" momentos.
Y visto así, accederíamos a una consideración psicológica del tiempo... algo similar a loque planteaba Seth:"el tiempo, la organización física de la experiencia".
El punto de vista de Garner es interesante porque nos invita a reflexionar, pero toda reflexión ha de ser en la medida de lo posible prospectiva (en el sentido de creativa para mí) y a poder ser, también práctica y realista.
En este sentido, cuando Garner plantea que "el truco consiste en poder cambiar el futuro antes de vivirlo", hombre...no sé qué te diga, pero quizá no se trate de fundir el futuro con el presente ni de cambiarlo, sino de conservar ambos y de que se transformen, y entonces la realidad es tan "plástica" como "no plástica". Yo al menos es lo que creo.
Sí es verdad, paradójicamente, que hay nociones que hablan de la naturaleza plástica del tiempo y que están ahí. Todo es verdad, todos somos una verdad.(!!)
En cuanto al aspecto práctico, yo creo que si pensamos en el futuro le estamos robando tiempo al presente, y en el zen: "cuando como como, cuando duermo duermo".
Solo podemos "estirar" el presente
aprovechando las circunstancias presentes y desarollando técnicas (p.ej. la TAG) donde esas "brechas temporales" se abren y entramos en la memoria del tiempo, por decirlo así. Y nos damos cuenta de que el tiempo no es algo que se vaya a dar sino que se entra en él, donde todo está organizado como un sueño (!!)-recuérdese de Garner, los aborígenes:"lo soñaré"-.
Quizá ese "ser prácticos", consista quizá en esforzarse en nuestro presente y al cambiarlo o mejorarlo, se transforma todo nuestro pueblo celular.
Nada más.

Sibila. dijo...

Perdón por el lapsus. Cuando, al principio digo a cerca de Seth y esa definición del tiempo, ha de leerse correctamente, a saber: "el tiempo, la organización psíquica de la experiencia".
Lo siento.

Entradas populares