Apocalipsis : un proceso en marcha

Al tener que repasar las lecciones de Interpretación del Apocalipsis de mi padre para transformarlas en e-books, he vuelto a sumergirme en ellas. Pero esta vez, al hacer la lectura desde la Alquimia Genética (A.G.), la visión es muy diferente, más profunda y amplia. Y voy descubriendo asombrada –hago un inciso porque me viene a la memoria las palabras de una profe de filosofía que tuve en secundaria: “El día en que pierdas tu capacidad de asombro, date por muerta”- que parece como si esos escritos de mi padre fuesen la base teórica, el sostén conceptual, de la A.G. Algo, por otro lado, que no es de extrañar porque lo llevo en los genes. Pero mi asombro viene de que éste no ha sido un proceso del todo consciente...

Me explico: ayer, releyendo la Lección 10 del Apocalipsis, punto 2, encuentro lo siguiente:

“Hemos visto hasta aquí como el viejo mundo se va retirando, o como se va liquidando todo aquello que de él dependía. Notemos que esa muerte supone una incorporación de los valores del viejo mundo (antiguos paradigmas) al nuevo universo que Jesús dio a conocer con el nombre de Reino”.

¿No están haciendo lo mismo las personas que, al finalizar unos trabajos con una Capa determinada de su ADN, llevan a los personajes de su pueblo celular a la Nueva Jerusalén? Como es el caso del último ejercicio que publiqué, con el título: “Sanando la capacidad de comunicar”. Es decir, una vez que han descubierto sus viejos patrones o sus bloqueos emocionales y han devuelto la armonía a su pueblo celular, incorporan a esos personajes/tendencias al Reino de la nueva conciencia. Es exactamente lo mismo. Pero lo curioso -y por eso digo que a veces el proceso es inconsciente- es que la idea de reunir a esos personajes en la Nueva Jerusalén para que participen en una gran fiesta de reencuentro con todos los que han llegado antes, no partió de mi sino de una persona que estaba haciendo un ejercicio de A.G.

Otro ejemplo de la misma temática: Lección 10 del Apocalipsis, punto 14, dice Kabaleb:

“Vemos en ese punto de la enseñanza que Juan (se refiere al Capítulo X del relato del Apóstol), habiéndose acercado al misterio, habiéndose colocado en el escenario en que los ángeles tocan sus trompetas, recibe de su Ego divino la invitación de que no se limite a contemplar, sino que debe participar en el juego, tomando el libro abierto de la mano del Ángel.

Es algo sobre lo cual han reflexionar todos los curiosos, los que se sienten impelidos a contemplar la obra divina, tan sólo para adquirir conocimientos y poder presumir de ellos ante la sociedad. Si se acercan demasiado a los centros de poder divinos, si permanecen allí escuchando tras las puertas, no tardarán en verse “fichados” por la divinidad. Juan nos refiere en este episodio la manera en que fue “fichado” y “contratado”, puesto que el ángel le entrega el libro (el que contiene toda la historia de Juan), le invita a comérselo (integrarlo) y después lo envía a profetizar. A esa parte de nuestra psique llamada Juan que se interesa por conocer los detalles de la organización cósmica, le sucede lo que tantas veces ocurre con los curiosos, que son víctimas de su propia curiosidad y se convierten en protagonistas de aquello que sólo pretendían contemplar.”

Iniciar un proceso de autoexploración con la A.G. es una forma de “escuchar tras las puertas” para comprender los mecanismos del Yo divino, lo que Juan afirma en su Apocalipsis es que el paso siguiente es participar en el proceso, es decir profetizar, difundir la porción de luz que hemos podido captar. Pues eso mismo es lo que le dijeron los maestros a la persona cuya experiencia se relata en el mencionado artículo, recordemos sus palabras:

“Los Maestros me han puesto las pilas. Me dicen que tras cada ejercicio debo hacer otro trabajo que es llevarlo al 3D (a la tercera dimensión, a la práctica), dependiendo de la naturaleza de cada ejercicio tendré que hacer una u otra cosa, ellos no me pueden dar una pauta concreta, porque eso forma parte de mi trabajo. Me hacen esta advertencia y me hacen caer en la cuenta de que estoy manejando cada vez más luz e información y esto se puede volver en mi contra si no le doy todo el cauce necesario.”

Existen muchas más coincidencias entre la obra de Kabaleb y la A.G., las iré comentando a medida que las vaya observando.

Soleika Llop
http://abriendoconciencia.blogspot.com

2 comentarios:

Sibila. dijo...

He leído y releído varias veces este interesante texto de Solëika y voy a intentar exponer no tanto lo que sé, sino más bien lo que siento en mi interior (no es fácil).
1. Es evidente que el Apocalipsis fue escrito con una intención de llamar la atención, ¿cómo? ¡símbolos!. Piénsese a este respecto toda la información simbólica que se obtiene en la TAG y su incipiente aplicación a la 3D.
2. Creo que la TAG de Solëika puede ayudar de modo genuino y transparente en el sentido de una invitación a buscar por nosotros mismos la luz. Pero esa luz no es esa luz que nos ha transmitido la cultura.
3. Quizá el auténtico pueblo elegido que todos hayamos escuchado alguna vez y que se menciona en el discurso apocalíptico, sea en su esencia "los buscadores de la luz", es decir, todos aquellos -como se ilustra en el texto del blog- que sean capaces de aventurarse por sí mismo a alcanzar algún día a llegar a la Ciudad de Cristal y el consecuente estado de conciencia láser... hasta entonces nos esperan muchas tribulaciones por las 12 Capas.
4. Es cuestión de cada uno buscar y decodificar estos símbolos, y verá entonces que hay una correpondencia entre lo que desvela el apocalipsis de Juan de Patmos y las tesis de Solëika (su argumento de ir despacio para no provocar un desequilibrio neuronal), y lo que es más importante, su vivencia o experiencia personal devenida de una correcta interpretación de los mencionados símbolos.
5. Como dice Solëika: "Tú eres tu propio maestro".
Nada más. Muchas gracias.

Sibila. dijo...

Vamos a ver, lo que la Sibila trata de decir con todo esto del Apocalipsis y siendo breves es lo siguiente.
1. Hay unas claves atencionales en el Libro de la Revelación que provocan un despertar de las capacidades aletargadas y ocultas en el ser humano a lo largo de generaciones.
2. La TAG nos permite descubrir por uno mismo que eso es verdad y lo que es más importante, ser capaz de transmutarlo y aplicarlo a la realidad física.
3. Símbolos (!!). Yo hablo por mí (mí verdad) lo que voy desvelando de modo anexo a otras fuentes, por ejemplo: los siete ángeles o siete chakras o siete sellos...y sus trompetas descritas como la apertura del último sello; el proceso de "comerse el libro" que ilustra con toda nitidez Solëika como "integración" y a mayores, entiéndase que toda la vida física es ilusión; ese temblor o terremoto que todos conocemos, quizá tenga relación con la apertura del ajna o vértice pituitario (que es extremadamente sensible a la vibración -piénsese en su conexión con la repetición del mantra en cuestión de las Capas del ADN o mantra de reprogramción-); etc.
4. Asimismo, cada chakra está asociado con uno o más planetas, lo cual confirma las tesis de Solëika sobre la sincronicidad de los acontecimientos en virtud de la carta astral,etc.
Nada más. Muchas gracias.

Entradas populares