Sanando la capacidad de comunicar

Este es un ejercicio de Alquimia Genética, realizado por una persona que hizo las terapias (la primera de cada Capa) por teléfono y que está ahora completando, desde su casa, los 12 trabajos sobre una Capa de su ADN relacionada con la comunicación, la autoestima y la voluntad. Este texto contiene enseñanzas muy profundas que han de dar que pensar a quienes se están explorando a través de esta técnica.

En varias ocasiones, me han formulado la siguiente pregunta: “¿Qué me está pasando que estoy bloqueado/a y no consigo concentrarme para hacer mis meditaciones?” Mi respuesta – corroborada en este ejercicio- fue que era necesario asimilar lo que uno ha realizado antes de abordar una nueva etapa. Y asimilarlo es saber pasar a 3D, es decir a la realidad concreta, toda la información, todo el fuego prometéico que uno se ha llevado de los mundos del espíritu.

En caso contrario, ese fuego puede acabar creando problemas al interesado, en el sentido de un cruce de cables, puede acabar soltando chispas. El fuego retenido también puede provocar lo que Jung llamaba una inflación de sentido o subidón egoico. Volveremos sobre esta cuestión en una reflexión posterior a propósito de la interpretación que mi padre hizo del Apocalipsis de Juan, y que abunda precisamente en ese sentido. Ahí va el mencionado ejercicio. Entre paréntesis, mis comentarios.

“Cuando he llegado a la sala de Saint Michel los Maestros me han puesto las pilas. Me dicen que tras cada ejercicio debo hacer otro trabajo que es llevarlo al 3D, dependiendo de la naturaleza de cada ejercicio tendré que hacer una u otra cosa, ellos no me pueden dar una pauta concreta, porque eso forma parte de mi trabajo. Me hacen esta advertencia y me hacen caer en la cuenta de que estoy manejando cada vez más luz e información y esto se puede volver en mi contra si no le doy todo el cauce necesario.

Estas palabras me llegan a lo más profundo… me dispongo a empezar el ejercicio, entonces aparece correteando por allí “mi niña interior”, veo a la niña que rescatamos de una mazmorra en la apertura de la Capa I, ahora está feliz y quiere venir conmigo a hacer este ejercicio (la niña representa, entre otras cosas, los nuevos impulsos de su psique). Yo le doy un gran abrazo, no la había vuelto a ver desde entonces, de forma que quedamos “acopladas”, vamos a la par y a la vez diferenciadas.

Mi guía es Jesús. Aparezco en un jardín, para mi disgusto es un jardín “versallesco” nunca me gustaron porque me parecen producto de una belleza recortada y mutilada (eso puede significar, por ejemplo, que esta persona está recortando y mutilando su capacidad de comunicación), mi disgusto aumenta porque sé que esa realidad que veo es parte de mí… Al fondo del jardín veo un palacio (un palacio simboliza una estructura psíquica muy sólida, elaborada y poderosa, sin embargo se trata de algo antiguo que representa una época de despilfarro y a la vez de inconsciencia, recuerda a María Antonieta cuando decía aquello de “Si no tienen pan, que les den bollos..” despilfarro de su auténtico potencial para comunicar) del mismo estilo del jardín, con lo cual empiezo a hacerme una idea de lo que me voy a encontrar allí.

Convoco a mi pueblo celular que salen de sus aposentos y se congregan delante del palacio, todos van vestidos estilo rococó o así. El Jefe de todos ellos dialoga conmigo. Es un grupo numeroso, al menos un centenar, hasta ahora el más numeroso que ha salido en los ejercicios, veo que están cansados de vivir así, pero no saben cómo renovarse, su tipo de vida les está causando un gran deterioro físico (o sea que el hecho de que no aproveche plenamente las posibilidades de esa área de su psique está repercutiendo en su cuerpo físico) los disidentes de este pueblo trabajan como sus sirvientes y otros están encerrados en las mazmorras del palacio.

Es curioso pero el pueblo quiere hacer un cambio, pero están desorientados y no saben qué rumbo tomar, ignoran sus capacidades (esta persona ignora sus capacidades comunicativas) bajamos a las celdas y para mi sorpresa están vacías… una chica que es la portavoz de los sirvientes me dice que ellos ayudaron a liberar a los prisioneros ya que eran ellos los encargados de llevarles alimentos y demás… ahora viven en las inmediaciones de un bosque cercano. Nos dirigimos allí.

El grupo del bosque siendo más reducido posee un mayor nivel energético que el pueblo más numeroso. Están en torno a una pirámide de cristal que emerge de la tierra misma, me dicen que es un canalizador de energías… el jefe del pueblo muestra sus respetos al que parece ser el líder de los antes prisioneros y le reconoce su condición de verdadero jefe, puesto que él había usurpado (eso es importante, significa que, al tomar conciencia la interesada, esa área está recuperando todo su brillo).

Nos unimos todos alrededor de la pirámide y entonamos el mantra de la Capa. Se produce un efecto de sanación en el pueblo que estaba deteriorado. Nos dirigimos al palacio y los jardines que han sido transformados (al tomar conciencia, todo cambia, el escenario psíquico se modifica), estos últimos tienen un aspecto más bello y natural que antes, el lugar del palacio ahora es ocupado por una gran sala rectangular de grandes dimensiones que resulta ser un templo de sanación, pasamos todos dentro… el pueblo que ignoraba sus capacidades sabe ahora que sus aptitudes están orientadas hacia la sanación (esta persona estaba explorando la Capa de la comunicación, pero relacionada con la sanación).

Serán instruidos en este arte a través de la meditación… los veo entusiasmados y yo también lo estoy. La sala actúa como una nave que nos lleva a la ciudad de cristal a la que queda acoplada y pasa a formar parte de ella. La fiesta de bienvenida se celebra en todas las calles de la ciudad… Doy gracias a los Maestros. Me comprometo con ellos a utilizar esa sala y vuelvo a mi habitación”.

1 comentario:

Sibila. dijo...

Es un ejercicio que después de leerlo varias veces, a mí por lo menos me va gustando cada vez más, porque me ayuda a entender mejor -a través de la Alquimia Genética- muchos y arduos conceptos que nunca antes había conseguido desvelar a base de estricto y serio conocimiento racional, por muy bueno que éste fuese.
En este sentido, intentaré resumir lo que trato de decir en dos ideas (que me llamaron la atención quizá por su sencillez), y que se componen a su vez de dos sub-apartados, y de modo lo más claro posible, a saber.

1. De alguna manera, en el discurso se plantea que "las dos niñas quedan acopladas, van a la par y a la vez diferenciadas". ¡Vamos, no hace falta pensar mucho para darse cuenta de que está describiendo la existencia de los "yos probables". En una palabra, los componentes multidimensionales del pueblo celular o alma (condiciones de "yo soy") todos existiendo al unísono, y a su vez, independientes). Esta frase de "acopladas" es Genial (!!), ya que, desde mi punto de vista, revela dos ideas (llevadas a la práctica mediante la TAG) que aparecen en la bibliografía de Jane Roberts sobre Seth y que son la 1.1 y la 1.2
1.1 La personalidad es una Gestalt de percepciones eternamente cambiantes. Es la parte de la entidad que percibe.
1.2 Estoy seguro de que esto puede pareceros inconcebible, pero el hecho es que esa condición de "yo soy" se conserva aunque, figurativamente hablando, pueda fusionarse con otros campos de energía y desplazarse a través de ellos.

2. El segundo dato que me hizo mella fue un detalle nimio y que casi pasa desapercibido, y que está en relación directa con el sonido. En este orden de cosas,en la parte final del discurso se hace atribución en algún modo a "entonar el mantra y el consecuente efecto de sanación en el pueblo que estaba deteriorado". Este detalle, aparentemente sencillo, me ayudaba a aclarar algunos conceptos y que son el punto 2.1 y el punto 2.2
2.1 Me recordaba una tesis de Solëika en una de las prácticas, en la que ella me enseñaba y transmitía el valor del sonido para sellar cualquier afirmación en la que se reprograma algo (los que nos hemos iniciado en la TAG, de modo serio y honrado con Solëika, sabemos perfectamente a qué se está haciendo referencia).
2.2 A su vez, este ejercicio me ayudó a ver la relación del sonido mantra repetido un determinado nº de veces en cada Capa con los planteamientos de Gurdjieff a principios del S. XX, cuando este maestro proponía diversos métodos a través del sonido rítmico para provocar en última instancia un estado de shock y despertar así la poesía del alma, por tanto tiempo dormida y aletargada. Vamos... de alguna manera lo que hoy se consigue a través de la TAG y que consiste en "despertar" (y "re-conexionar" que diría Maribel) con nuestro pueblo celular o alma.

Muchas gracias.

Entradas populares