Muerto Bin Laden, Daarth Vader pierde fuelle

Hoy ha amanecido con un clamor popular en todo el planeta: las reacciones por la muerte del padre de todos los terroristas: Osama Bin Laden. Lo que no tengo muy claro es que la muerte violenta de un ser humano tenga que ser un motivo de júbilo, sea cual sea su historial. El crimen, institucionalizado o no, sigue siendo una aberración, se mire por donde se mire.

En fin, no es el propósito de este blog involucrarse en estos berenjenales, sólo deseo compartir una pequeña reflexión que ha surgido a raíz de estos acontecimientos, de cara al impacto que este fallecimiento ejerce sobre el imaginario colectivo. Bin Laden encarnaba para muchos millones de personas la figura del anti-Cristo, la del mal en todo su esplendor...

Él era como un patrón fractal inicial que había ido creando en la psique de muchas personas un cúmulo de fractales (imágenes autosemejantes), es decir creó un egrégor terrorista muy potente. La desaparición de ese personaje ha de restarle mucha fuerza en las mencionadas psiques. ¿Será casual que esto coincida en el tiempo con el hecho de que el Tribunal Supremo haya dejado fuera de las listas electorales a la coalición Bildu, un grupo dirigido y coordinado, al parecer por el complejo ETA-Batasuna? No creo en las casualidades.

En resumen, es como si Daarth Vader hubiera perdido terreno en muchas psiques, como si las fuerzas de la división, de la desunión, del miedo, hubieran perdido mucho fuelle, dejando más espacio a la energía crística, a la bondad, la solidaridad, la comprensión, la armonía. Ahora nos toca pues hacer oración y mandar a la noosfera pensamientos de compasión y de amor incondicional para contrarrestar los posibles efectos colaterales de este evento. Muchos personajes públicos y profesionales de los medios se están dedicando a crear un nuevo holograma de miedo.

Se trata de gente que ve las cosas desde la inmediatez, con las gafas de ver de cerca. Urge por lo tanto que quienes posean lentes telescópicas, quienes tengan una visión más global y holística de las cosas, se alíen para crear un contrapeso a ese holograma de miedo. Mandando mucho amor al mundo árabe para que se vaya acoplando a los valores de la nueva era y salgan de la dualidad buenos-malos.

Prefiero interpretar las reacciones de alegría desbordada ante el fallecimiento de Bin Laden, como el júbilo de unas almas que sienten que la parte oscura de su vehículo humano ha perdido fuelle.

Espero que mis palabras no sean mal interpretadas, no estoy defendiendo a un terrorista con miles de muertes a sus espaldas, sino proponiendo vías de armonización y pacificación del ambiente general que reina en la psique colectiva.

Soleika Llop

10 comentarios:

Anónimo dijo...

Magnífico análisis de la crónica del presente inmediato. Quien no quiera entender o malinterpretar es porque no puyede concebir un mundo si no es desde la dualidad amor-odio- bueno-malos. Aunque estemos inmersos en este proceso, es tiempo ya de subir a la atalaya de nuestro yo Superior y mirarnos desde otra perspectivas las cosas. Es difícil para quien ha sufrido en carnes muchos de estos hechos, pero no imposible. Poner Amor donde hay temor. Gracias Sol, menos mal que luces con fuerza.
Milena

astelar dijo...

Preciosa y respetuosa publicación. Estoy totalmente de acuerdo (sin fractales ni hologramas) simplemente que inspiras cordura y sentido común. Un abrazo!

Christian dijo...

Buena reflexión, en lo que nuestras psiques representa si que lo hemos tenido como un anti-cristo un precursor del movimiento terrorista en el mundo arabe encontra del mundo occidental, aunque no dejo de pensar que el no era mas que una cabeza de turco y que todo no era mas que un espectaculo mediatico al que nos tienen sometidos para entretenernos y engañarnos, hay un detalle que demuestra la falsedad de todo esto, dicen que han tirado su cuerpo al mar y para mi la verdad no tiene logica... que estaran tramando? ahi es donde tienes toda la razon por completo es hora de hacer un contrapeso y de enviar amor para contrarrestar lo que estan planeando, no me creo que no supieran donde estaban antes. Nos toca enviar luz! Un saludo!
Cristian

Anónimo dijo...

la gente celabra la muerte del terrorista

k tanto daño hizo en este planeta y a lo mejor lo puedo entender pero apesar de todo el daño ayudo ala union del pais a k se sintieran mas humanos y a unir las fuerzas para quizas intentar luchar contra el mayor terror k se puede ejercer pero deben de entender k despues de todo era un ser humano ke ekiboco el comino del amor por el terror sintamos pena y al mismo tiempo pidamos por k todo ser k sienta esa manrera desentir contra la humanidad no se repita viva la paz y k la luz brille para todo el palneta pido paz

Anónimo dijo...

Es nuestro deber enviar LUZ y AMOR
donde hay dolor y miedo,gracias por tan hermosa reflección

maroliveras dijo...

Pues yo creo que nunca está justificado el asesinato. Creo que cada uno de nosotros tiene un papel y un camino y hay que respetar hasta el límite con todo el amor a cada uno de nosotros. Creo que no hay que juzgar nada ni a nadie. Solo hay que ser luz, recibir luz, dar luz en cualquier segundo de tu vida. Todo sucede como debe ser.
Maria d'olors

catalunya dijo...

Gracias Soleika por tu brillantez y por esa reflexión tan sensata y llena de luz!!!
Pizco

Loli dijo...

Pues B. Laden sería lo que fuera pero asesinarlo así de esa forma tan vengativa despues de 10 años me parece una salvajada, ¿no se le podia haber juzgado?.
¿Por que estos americanos tienen que ser más que nadie?

Sibila. dijo...

Yo creo que siempre hay una diferencia entre lo que dicen los "Mass Media" y lo que realmente es la realidad. Es difícil saber lo que realmente ha ocurrido en este caso concreto del líder Osama Bin Laden, y en este sentido hay que ser cautos, ya que, la información en cuestión siempre estará sesgada por las fuentes de información pertinentes.
Yo creo, como plantea Seth en sus libros que, matar a otro ser humano es una violación: "Cuando un hombre mata a otro, una parte de su mente consciente siempre es consciente de la violación cometida, por mucho que la justifique, e independientemente de sus otras creencias".
Yo creo que, cuando un hombre mata a otro se está matando a sí mismo, porque en los demás nos vemos a nosotros mismos: "Todo está relacionado".
Gracias.

Cupirindandi dijo...

Tienes razón. A la violencia no se la puede responder con vilolencia, de lo contrario engendras más violencia. Tenemos que velar por la unión de las almas y de los pueblos, lo que pasa es que a unos cuantos les interesa de que estemos enfrentados para hacerse dueños del mundo y de sus bienes y riquezas. Lo que tenemos que hacer es no caer en la trampa. Que el mundo sea el hogar de todos.

Entradas populares