Corazón con alas

Uno de los pasos que dan las personas que emprenden el camino de la Alquimia Genética es la iniciación de la esmeralda verde. Anteayer, a través del Facebook, una amiga me mandó la foto de un hermosísimo corazón verde con alas, es una joya, elaborada con orgonite por la genial creadora Serolod.

Cuando las personas reciben, a través de las terapias, regalos por parte de los guías de luz, siempre les recomiendo que los cristalicen en 3D, que lo hagan patentes, que se dibujen o compren –en la medida de lo posible- el objeto que han recibido, para tenerlo muy presente. Por ello, al ver este precioso corazón, pensé que convendría publicitarlo para quienes deseen recordar de forma artística la iniciación que han recibido. Su coste es de 25 euros. Que conste que no estoy vendiendo nada ni me beneficiaré de ello, lo recomiendo simplemente porque me gusta.

Apovecho para desar a los lectores del blog un Feliz Día de San Valentín.

El orgonite es una mezcla de metales (aluminio, cobre, acero, bronce, etc) y resina de poliéster, a la cual se le agrega uno o más pequeños cristales de cuarzo lechoso y/o transparente.

Que puede hacer por ti el orgonite?

1. Transformará la energía etérica negativa de tu hogar, vecindario, etc, en energía etérica positiva y saludable.
2.-Purifica y energetiza los átomos del agua intoxicada.
3.-Ayuda a las plantas a crecer mejor, con mayor vitalidad. También puede repeler los insectos.
4.-Desarma las formas predadoras de vida.
5.-Inspira en al ambiente una sensación de optimismo y de energía positiva.
6.-Frecuentemente remedia el insomnio o problemas de sueño, derivados del stress, etc.
7.-Ayuda a potenciar tus sentidos psíquicos innatos.
8.-Te hace colaborador de un mundo más limpio energéticamente hablando.
Ver la web: www.orgonizate.com

1 comentario:

Sibila. dijo...

Quizá el auténtico poder de esas piedras que nos han regalado los guías a través de la TAG, radique tan solo en su esencia simbólica.
A este respecto, R. Panikkar, hablaba de la capacidad simbolizante del símbolo. Y es que el símbolo solo es símbolo cuando simboliza.
O dicho así, nos entendemos y comunicamos en un entorno cuando somos partícipes de que lo que se quiere decir lo entendemos.
Posiblemente, muchos de nosotros no entendamos en muchos momentos los contenidos simbólicos de que se vale nuestra mente consciente (para nada estoy atribuyendo al cerebro físico) para transmitirnos los mensajes provenientes del ser inteno.
Yo, por lo que voy desguajando a lo largo de mi vida personal, voy percibiendo que nuestra alma está transmitiendo en los símbolos de la vida cotidiana a traves del lenguaje de señales del universo a lo largo de todo el día.
Otra cosa distinta es que focalicemos la atención a través de un determinado símbolo con el que nos identificamos y gracias al cual se potencia la atención-concentración.
Nada más.

Entradas populares