Las formas pensamiento

Este es el resumen de un interesante libro de Anne Givaudan sobre las Formas Pensamiento (FP). Entre paréntesis, mis comentarios.

7.- “Toda criatura es el arquitecto de sus templos presentes y futuros, y
lo fue de los del pasado…” (ya lo sabemos pero la forma de expresarlo me ha gustado mucho)

8.- Los nadis (del sánscrito nad, que significa “circular”) son, en el plano sutil, el equivalente de las venas; por ellos circula la información que va de un chakra a otro. También transportan el prana, portador de la vida...

9.- Para que tome vida una FP es necesario que intervengan en su formación dos centros energéticos. Uno de ellos, el chakra frontal, interviene siempre. Ese chakra tiene la habilidad de crear imágenes, es el centro de la energía creadora por excelencia, el centro de la materialización de nuestros pensamientos en los planos sutiles. Si está sano, sus creaciones serán claras y sin distorsiones; en caso contrario, las imágenes serán confusas, incluso perturbadoras. El otro centro que interviene en la creación de una FP depende de cuál sea el origen de cómo se haya comprendido el acontecimiento en cuestión. Si se trata de una emoción intensa, se activará el tercer centro.

10.- Los seres del planeta Tierra se encuentran muy próximos a acceder a
una dimensión-corazón que les abrirá el pasaje a la cuarta dimensión.
Esa posibilidad se ha presentado ya en dos ocasiones a lo largo de la
evolución de la Humanidad, sin llegar a un desenlace óptimo. Esta vez
es la tercera… Se les propone de nuevo, a los seres de la Tierra, para
que crezcan. Pasar a una nueva dimensión significa que las nociones
de tiempo y espacio se ampliarán considerablemente y que vuestro
modelo actual abrirá las puertas a una comprensión mayor y, por
tanto, a una realidad más vasta, pero más sencilla .

11.- Es un gran momento para todo vuestro sistema solar. Significará que el ser humano comprende todas las cosas a través del atanor de su corazón y no a través de las emociones que todavía llama amor.

14.- Las FP se crean en el plano mental, por lo que apenas hay FP en las formas de
vida que no han desarrollado la mente – o lo han hecho a nivel muy elemental –
ni, en consecuencia, los conceptos que la acompañan. Para crear una FP, el ser
debe estar individualizado y, además, tiene que haberse establecido ya en él, la
personalidad egótica. Las emociones, que permiten la existencia de lo que
llamamos ego, actúan de un modo muy concreto en ese proceso, puesto que
gran parte de las FP se originan en el tercer chakra, que está directamente
relacionado con la esfera emocional.

16.- Cuando la Vida nos presenta un acontecimiento, éste ha sido atraído por el
alma para darnos ocasión de crecer y de experimentar lo que, en el fondo,
desea nuestro ser. Sea lo que sea, se trata siempre de una experiencia
relacionada con el amor.

21.- Cuando se forma una FP, se crea una especie de brecha en los distintos cuerpos
sutiles, con lo que éstos ya no pueden ejercer plenamente su función protectora.
La FP es como un imán que atrae hacia sí todo lo que está en sintonía con su
propia vibración; es como una puerta abierta a lo que los esenios llamaban, hace
ya dos mil años, la entidad enferma. Una entidad de este tipo es como un ser del éter. Una entidad de este tipo es como un ser del éter, (el éter puede ser considerado como el quinto elemento, después del fuego, el agua, la tierra y el aire), que se alimenta de las fuerzas vitales de un órgano, o del cuerpo entero, hasta dejarlo exangüe. Parece cruel, pero tras este hecho no se oculta concepto moral alguno. Es un hecho, simplemente; no puede decirse que sea un proceso justo o injusto. Los esenios nunca consideraron la enfermedad como un enemigo al que hubiera que vencer, tampoco yo la considero así. La enfermedad es, ante todo, siempre lo ha sido, una señal de alarma que llama la atención del interesado respecto a la existencia de algún fallo en el alineamiento de sus distintos cuerpos. Si nuestros pensamientos, palabras y acciones no están en sintonía con nuestro ser interior, perdemos vitalidad y no podemos actuar con serenidad.

22.- Si atraemos hacia alguno de nuestros órganos a la entidad enferma es porque
emitimos unas vibraciones que son del mismo tipo que las suyas, por lo que en el
plano sutil, entra en resonancia con el emisor, que somos nosotros.

31.- Si nos consideramos víctimas es porque nos sentimos impotentes; eso significa
que otorgamos al otro el poder. Si, por el contrario, ejercemos el papel de
verdugo, nos atribuimos el poder, con lo que consideramos impotente al otro.

35.- ¿Qué es un egrégor? Es ante todo, un motor, una masa de energía formada
por los pensamientos de un mismo tipo que circulan por la superficie de la
Tierra. En realidad, un egrégor no tiene vida propia, se alimenta de las FP de las
personas.

37.- En el plano sutil, el nerviosismo da lugar a pensamientos que no son importantes en sí, pero que, debido a un fenómeno electromagnético, a traen a pequeños seres del éter a los que les gusta tener experiencias en la materia densa. A través de los pensamientos emitidos, dichas entidades se sirven de la materia energética emitida para crear pequeños episodios que aumentan a su vez la acción de los pensamientos. Así pues, un pensamiento cuyo contenido exprese o manifieste crispación, por ejemplo, se utilizará para atraer a otros muchos pequeños acontecimientos que estén en la misma sintonía. Y entonces veremos que, una tras otra, empiezan a acumularse las contrariedades. La mayoría de nosotros todavía desconoce que un simple pensamiento está hecho, en otra dimensión, de una materia densa y maleable. ¿No nos ocurre con frecuencia que, precisamente cuando más prisa tenemos, se pone el semáforo en rojo justo cuando vamos a pasar, o un peatón se nos cruza por delante cuando lo tenemos verde, o tropezamos con un escalón que no habíamos visto, o nos ocurren otras mil cosas que hacen que nos retrasemos? Sin embargo, un pensamiento no es una FP. Para que se forme una FP es preciso que ocurra algún acontecimiento que sea importante para nosotros y que, además, lo vivamos con una emoción intensa. Y si con el tiempo se repite una y otra vez, entonces es cuando la FP se afianza y amplifica; es decir, que, ante acontecimientos análogos, seguimos reaccionando de la misma manera.

43.- Un pensamiento se desplaza a lo largo de una longitud
de onda, como una nota, a partir de vuestra conciencia
mental, que es una central energética. Lo que es
preciso comprender es que el pensamiento, esa nota,
está realmente provista de un cuerpo.

47.- Cuando se da nombre a una enfermedad, sea física o psíquica, se encuadra al
paciente en un marco estrecho y se le vincula al egrégor correspondiente al
nombre que se ha pronunciado. Cuando a una persona se le da un diagnóstico de cáncer, por ejemplo, la simple palabra la vincula al egrégor de miedo, invalidez y muerte que va unido a ese vocablo. (Esto ya lo comenté en un post de este blog, es algo que he podido verificar en muchas ocasiones).

48.- El nombre de una enfermedad grave, pronunciado ante una persona frágil y con poca protección, conecta sus cuerpos sutiles con una realidad destructora. Las palabras clave, las llaves que abren esta puerta son disponibilidad interior y
carencia de expectativas. El momento del acto terapéutico es sagrado. Es una comunión a través del cual se produce una fusión entre lo más elevado que hay en el paciente. Y para que tenga lugar la comunión, para que se realice la transmutación, nada debe obstaculizar el camino…, ni deseos, ni expectativas, ¡nada! El resultado
no importa, ¡puesto que no somos nosotros los que sanamos!


49.- Diagnosticarle a alguien esquizofrenia, por ejemplo, puede bloquear el aura de
la persona durante varios días.

50.- Aunque se quite un tumor, el órgano no sana mientras la FP que lo ha originado sigua unida a él y continúe sin ser comprendida, digerida y trascendida. En cambio, la curación es, o puede ser total en una enfermedad grave, o diagnosticada como tal, cuando la FP que la originaba, ha sido disuelta y transformada (para esto sirve la Alquimia Genética), siempre y cuando el cuerpo físico esté aún en condiciones de recuperarse, claro.


55.- “La importancia del obstáculo depende únicamente de la mirada con que
es observado”, nos han enseñado. El dolor es una señal de alarma. Nos la envía la parte más hermosa que hay en nosotros para que podamos volver a la Fuente; y para decirnos, sencillamente, que hemos olvidado un tramo del camino.

58.- ¡No hay nada que no pueda disolver el Amor!

61.- Así pues, tomar conciencia de lo que ha ocurrido y verlo desde una
perspectiva nueva, nos permite solucionar enseguida los pequeños problemas
que generamos en vez de guardarlos en el interior como un peso más

62,- A veces nos encontramos ante mecanismos de una biología sutil que, debido
a algún acontecimiento que no hemos resuelto totalmente, nos hacen revivir
determinadas emociones o enfermedades.

67.- La verdadera enfermedad del hombre es la inconsciencia de
Lo que vive en él… Estáis en el Universo pero, al mismo tiempo,
El Universo está en vosotros. “El que viene”.

72.- Como ya hemos visto, durante la formación de un egrégor, la FP entra en
contacto con una especie de depósito con cuyo contenido está en sintonía, y
descarga su energía en cualquier persona que tenga un nivel vibratorio análogo,
sin importar, en absoluto, ni el tiempo ni la distancia. Los egrégores son depósitos de características diversas. Los hay que están relacionados con la investigación, algunos tienen que ver con la historia o con otras épocas o acontecimientos. Son como inmensos depósitos de los que podemos extraer una parte del contenido, aun de modo inconsciente, y que nos utilizan como amplificadores de una energía a la que, en realidad, nosotros dimos vida un día.

79.- La culpabilidad nace de una ruptura entre lo que hacemos y lo que tendríamos
que hacer, que nos viene indicado por la madurez del alma, por la madurez del
corazón. Desde el momento en que tiene lugar la ruptura, comienza un largo
periplo que nos llevará, al final del camino, a transmutar, a ir más allá de un
simple perdón humano, a amar, sencillamente. El planeta nos arrastra consigo hacia una f ase de depuración como nunca hasta ahora lo había hecho, y nos permite trasmutar un bagaje que ya no necesitamos para la aventura que tenemos por delante.

84.- En la aceptación es donde tiene lugar el milagro de la transmutación.

95.- A veces hay FP parasitarias que se cuelan en la psique de las personas y les hacen vivir momentos de desasosiego cuando no tienen nada que ver con ellas, con esas FP (discrepo con este punto, pienso que siempre tenemos que ver con lo que nos acontece, comenta el caso de una mujer que asumió un abuso del que fue víctima la abuela, pero lo más probable es que esa mujer estuviera viviendo esa historia del abuso en su psique, es decir que un ego masculino poco respetuoso estaba abusando o había abusado de su Yo femenino, lo había forzado, y eso es lo que tenía que arreglar la paciente).

106.- Para que pueda formarse una FP, y para que tenga un alcance en consecuencia, es preciso que una emoción fuerte, muy intensa la grabe en una parte de cerebro. Para que sea portadora de mensaje, ha de ser, además, muy concreta y
repetitiva.

108,. “La fuerza es el poder desprovisto del ego…” (El que viene)

111.- Cualquier FP generada por una energía de baja vibración – es decir, producida por emociones como la ira, la tristeza, la duda…, en una palabra, producidas por el ego – tiene peso, densidad y forma. Cuanto más pesada sea, cuanto más próxima esté a la materia física, tanto más visible y palpable será. Su densidad la conforma de tal modo que, después de haber rasgado el tejido áurico, se estanca en torno a la persona.

117.- si pensamos en una persona que necesita nuestra ayuda, en un hijo que va a hacer un examen o en una amiga que está enferma, emitimos una FP portadora de nuestra energía de amor. Al llegar a su destino, barrerá, según su fuerza y precisión, las FP generadas por el miedo o la tristeza del receptor. Si las FP son puras y las enviamos como un verdadero acto de amor – sin considerarnos salvadores y sin tratar de obtener nada en beneficio propio -, si además son concretas y repetitivas, es muy probable que disuelva las FP oscuras que arrastra su destinatario.

123.- La Tierra es el único planeta de nuestro sistema solar que no tiene
contacto, de modo natural y consciente, con los demás planetas.

2 comentarios:

pola dijo...

Fantástico artículo Sol! Muy interesante...gracias!

Sibila. dijo...

En el presente panorama me gustaría hacer algunas anotaciones al respecto, a saber.
1. Ese concepto de "formas-pensamiento" (FP), recuerda al concepto y capítulo de Seth de "Cómo el pensamiento da forma a la materia". En este sentido, Seth hablaba de la importancia de la intensidad emocional. No me enrollo en este punto.
2. Lo que en artículo de Anne Givaudan se plantea como comprender todas las cosas a través de unas emociones un tanto diferentes a nuestras emociones -a través del atanor del corazón-, también me evoca el concepto de Seth cuando mencionaba aquel tipo de emociones superiores a las nuestras y utilizaba el concepto para explicarlo (si bien recuerdo) de "imágenes térmicas electromagnéticas").
3 En este orden de cosas, el artículo ofrece la entrada en una "dimensión-corazón".
De alguna manera, me evoca en la memoria -al menos en mi caso- a la entrada en la Era de Acuario en un nuevo modelo holográfico del universo: "Monismo trascendental" (la mente da lugar a la materia) de B. Brennan.
4. En el epígrafe o apartado nº 95 respecto a esas FP parasitarias, yo -hablo por mí- apoyo la tesis de Solëika cuando plantea: "pienso que siempre tenemos que ver con lo que nos acontece". En este sentido, me gustaría traer a colación un argumento similar sólo que formulado desde la otra "orilla", desde otro ámbito de expresión utilizando la Teoría de la resonancia, es decir: "a nadie le ocurre nada que no tenga que ver con él".
El artículo es muy interesante y muy enriquecedor. Nada más.
Gracias.

Entradas populares