Crear desde el amor, esa es la clave

En este impresionante ejercicio de Alquimia Genética- un verdadero regalo de los Reyes de Oriente-, la persona está explorando un área de su psique conectada con (entre otras cosas) la capacidad de crear con amor, de enseñar a amar o de enseñar con el corazón, de expresar la verdad de su corazón.

Es difícil llegar a expresar en palabras cuán agradecida estoy al universo por permitirme disfrutar de este tipo de trabajos, que son absolutamente revolucionarios. Porque una cosa es que me hayan permitido “bajarme” o “descargar” ese programa divino de la Alquimia Genética –y seguro que no seré la única porque cuando baja algo grande, suelen captarlo varias personas a la vez, aunque otros lo llamarán con otro nombre- y otra muy distinta es hallar personas que lo experimenten con tanta maestría. Entre paréntesis, mis comentarios.

"Mi Guía es Jesús. Primer escenario. Estamos situados ante una pirámide (es una estructura que conecta el cielo con la tierra) en la que se abre una puerta (en su psique se está abriendo esa puerta de conexión). Por la forma de apertura me doy cuenta que es algo tecnológico y moderno (claro, está empleando una técnica –la TAG- ultramoderna, último grito, para explorar su psique).

Me parece como una nave pero también un observatorio. De ella sale un hombre vestido con túnica y una tiara. Me dice que es un instructor-mediador aunque en realidad no hay una traducción exacta para definirse…nos invita a entrar en la pirámide para hacer un viaje…le pregunto dónde viajaremos y me dice que a un sitio muy profundo de mi interior. Me dice que el trabaja para todas las Capas (esa es una información muy interesante y novedosa, es la primera vez que aparece este personaje en esta Terapia).

De la cúspide de la pirámide se proyecta un haz de luz que llega hasta la base. Nos tomamos de la mano, todo comienza a girar a gran velocidad y poco a poco deceleramos… así se ha producido el viaje (ese es un cambio dimensional, un viaje a través de un agujero de gusano). La puerta de la pirámide se vuelve a abrir. El instructor me dice que el pueblo celular de este sector está dividido en tres y muy alejados unos de otros (o sea que en este sector de su psique no hay buena conectividad celular, la energía no está fluyendo bien). El lugar donde exploramos ahora es una zona tropical, exuberante de vegetación (una zona rica en posibilidades, eso indica que hay una gran creatividad y una maravillosa capacidad de enseñar desde el corazón).

Allí encontramos un pueblo que vive de forma tranquila y está liderado por una mujer (por un Yo femenino/receptivo/intuitivo). Trabajan los tejidos, tienen preciosas túnicas, artísticas (eso indica que hay una actividad venusiana en esa área, hay arte, belleza, delicadeza) esos personajes ya saben del trabajo alquímico que se está haciendo (éste es un detalle importante que demuestra lo interrelacionado que está todo en la psique, en cuanto emprendemos un trabajo de búsqueda interior, todos los sectores afines a dicha búsqueda –que son la parte femenina- se enteran, se activa, se ilusionan).

El lugar donde estamos ahora es el sitio original del pueblo celular de este sector (o sea que en un principio había en esa persona una hermosa capacidad de crear con amor etc.. pero luego parece que se perdió un poco). Hubo una división y dos grupos partieron, ambos liderados por hombres (tendencias masculinas, de las que exigen resultados, que se dedican más al “hacer” que al “ser”). Quieren volver a ser un grupo (este sector de su psique desea volver a unirse). El instructor propone ir a la pirámide para ir en busca de los grupos que partieron. Todos están de acuerdo y nos dirigimos a ella.

Con la fuerza del haz de luz realizamos de nuevo el viaje (viaje=cambio, o sea que para reunificar a esa área hay que hacer cambios). Al salir de la pirámide nos encontramos ante una ciudad en un altiplano, con algunas montañas al fondo. Me recuerda a ciertos paisajes chinos, la ciudad se asemeja a los poblados del Tíbet. El pueblo que está allí vive dividido en castas (se trata de un sistema atrasado, que trabaja con viejas energías) en torno a un líder y trabajan afanosamente, pero parecen tristes y desmotivados eso se parece a la historia de la China actual. (En el Tíbet hay un reducto de gente muy espiritual, perseguida por los chinos, puede que sea esto lo que está pasando en esa área de su psique, que unas tendencias inquisitivas, materialistas y racionalistas intentan impedir que las tendencias más amorosas/creativas se manifiesten).

Nos dirigimos a la casa donde habita el jefe de este grupo, que también refleja el mismo ánimo que el resto de los habitantes. Este jefe confiesa que los demás han trabajado duramente para él, mientras que se dedicaba al desarrollo espiritual. De forma que el pueblo, muy ocupado, evolucionaba poco, mientras el con su afán de avance adquirió conocimientos que después costaba transmitir al pueblo al separarles un gran desnivel. Realmente, en su origen esta situación no surgió como un sistema de sometimiento, sino que formaba parte de un acuerdo de ambas partes. (Había una parte egoica que dominada el cotarro).

Una tendencia que asume ser la avanzadilla -el jefe- y otra insegura, representada por las castas -distingo dos- que delega en el líder, por pereza de asumir su propia responsabilidad (¡¡qué importante lo que esta persona está descubriendo de sí misma!!) A esta parte del pueblo también le ha llegado el eco del trabajo alquímico y esperaban este momento. Volvemos a la pirámide para ir al encuentro del tercer grupo. Esta vez nos encontramos una ciudad aparentemente abandonada, a modo de pequeña ciudad del imperio romano (Roma simboliza el mundo del ego personal).

Paseamos por sus calles deshabitadas. Sólo encontramos un anciano, ancianísimo más bien, nos explica que los habitantes del pueblo eligieron dormir voluntariamente a la espera de un rescate (una parte de su mundo celular estaba dormida, pero la que tiene que ver con su creatividad, su espontaneidad etc…) ya que se encontraban en una difícil situación. Crearon una comunidad al amparo de un jefe, floreciente en un principio, pero que llegó a un punto de decadencia debido a que echaban de menos a todos los que habían dejado atrás y de algún modo no sabían cómo retomar el camino de retorno a la unión. El Jefe cayó en una profunda depresión y decidieron tomar un brebaje para dormir.

Entramos en las casas y les vamos tocando para que despierten. Nos reunimos todos en la plaza central. Es un encuentro emocionante el de los tres grupos separados (está reunificando esa área de su psique, es algo muy hermoso) sobre todo los niños (nuevas tendencias) que saltan, ríen y juegan. Nos tomamos todos de la mano para recitar el mantra de la Capa que estoy explorando, al terminar compruebo que el anciano (una parte sabia de su ser) se ha convertido en un niño también (ha recuperado la lozanía). Es la recompensa del tiempo que ha pasado en soledad guardando la ciudad y aguardando la llegada del cambio. Nos dirigimos a la Nueva Jerusalén donde continúa el festejo. Hoy es un día especial (la meditación la hice el día de Reyes) y hay regalos para todos en la ciudad… me despido de los Maestros y vuelvo a mi 3d".

1 comentario:

Sibila. dijo...

La verdad que estos ejercicios suben el nivel cada vez más y no se sabe qué es realmente lo relevante con una información tan rica en su contenido como la ya digerida por Solëika.
Bien, hablando con el corazón, a mí me ha hecho mella unos mínimos detalles relevantes (inicialmente eran sólo dos).
1. La figura novedosa o nuevo rol de "instructor-mediador", algo así como un facilitador, un mensajero, un comodín, un "jefe de tendencias": yo creo que es algo así como un símbolo o representante fehaciente de que el "Yo Superior" guía todos nuestros mejores pensamientos y para adaptarse a los nuevos mecanismos evolutivos de la conciencia en la 3D.
Yo creo que este nuevo rol simboliza una nueva "élite" que se identifica con un avance al unísono de todas las Capas del ADN energético...algo así como si esto tuviera relación con el tan anhelado "tiempo psicológico".
2. A su vez, parece que cuando aquí en la 3D hay un cambio de valores de vida y un "re-orientación hacia los "valores internos" -por así expresarme-, el "pueblo celular" espera ya de modo incipiente por adelantado nuestra llegada para despertar de su letargo. Y esa actitud de ellos es lo que nos inspira en parte y nos tiende una ayuda (feed-back): "lo interrelacionado que está todo en la psique", aclara Solëika.
3. En todo este planteamiento mío, yo creo que la clave auténtica está en nosotros mismos en la 3D.
En este sentido, todo empezará a fluir cuando aquellas decisiones que tomemos nos hagan estar a gusto con nosotros mismos (tranquilos, relajados y satisfechos consigo mismo) o como decían los estoicos, "obrar conforme a la naturaleza" -este concepto, si bien recuerdo, hacía referencia al "hombre interior" como muy bien señalaba Juan Berraondo en su arduo libro sobre el estoicismo-, sencillamente, porque como planteaba Marco Aurelio: "nada ocurre que no sea conforme a la naturaleza".
Ese "hombre interior" de Berraondo equivale a la "búsqueda interior" que denota Solëika en este estupendo ejercicio.
Gracias.

Entradas populares