Conexión con las raíces

Este es un ejercicio de Alquimia Genética realizado por una persona que estaba explorando la Capa de su ADN sutil que está relacionada con la familia y las raíces. Ella no tenía ninguna información previa sobre ello, es decir, no sabía de antemano que el área de su psique que estaba recorriendo tenía que ver ni con la familia ni con las raíces, sin embargo eso fue lo que encontró.

Este tipo de detalles son los que confirman la relación existente entre las doce Capas del ADN y las Casas astrológicas. Nos cuenta que le fue administrado un brebaje que tiene unos efectos muy parecidos al Peyote o a la Ayahuasca. Eso me recuerda que una amiga peruana entendida en estos temas me comentó que ella había conectado etéricamente con el espíritu de la “abuela Ayahuasca” y que éste le dijo: “Mi hijita, cuando me necesites, sólo tienes que llamarme, no hace ninguna falta que consumas la hierba”. Al final de su relato, esta persona cuenta los cambios que está experimentando desde que empezó con la Alquimia Genética. Entre paréntesis, mis comentarios...

“El primer escenario que percibo es una llanura. Es de día y ante mí se me aparece una joven mujer india muy hermosa que me dice que la siga (ha conectado con una parte de su Yo multidimensional que está muy relacionada con la sabiduría de la tierra). Me coge de la mano y me lleva hacia su poblado. Me viste con ropa india, me pinta la cara y me conduce hacia una cabaña. Antes de entrar ya siento como si toda esa tribu la conociera y formara parte de mí. Me embarga una sensación de felicidad inmensa y me pongo a llorar de alegría. Cuando entro en la cabaña hay mucha gente alrededor y en el centro me espera un jefe indio mayor, el más sabio de todos y me dice que se llama Águila Blanca.

Me invita a sentarme y a que beba un brebaje. Esa bebida me adormece un poco pero estoy lúcida (eso tiene todo el aspecto de una conexión con la abuela Ayahuasca). Su efecto es que me hace ser más consciente de mi entorno, percibo que la tierra, los árboles, las flores, los animales, el sol y la luna me hablan y puedo entablar una conversación con ellos, los entiendo. Aguila Blanca me dice que su pueblo es mi pueblo celular ancestral, mi pueblo más antiguo y yo descubro que son mi familia. El me dice "tu raíz está en el pasado".

(Puede que haya tenido un pasado como india o puede que este mensaje sea metafórico y que en su pasado lejano hayas cultivado la sabiduría chamánica a través del contacto con la Tierra y con la naturaleza). Yo me siento muy feliz en ese poblado y no me quiero ir, quiero quedarme para siempre con ellos (teniendo en cuenta que pasado, presente y futuro forman una misma realidad, esta persona sigue teniendo ese mismo conocimiento aquí y ahora, sólo hacía falta que lo recordara). Me dicen que tengo que seguir mi camino pero que podré visitarlos cuando quiera. Me despido de ellos, les doy las gracias y me voy.

A continuación me veo en una mesa redonda rodeada por los jefes de las 12 capas y le pregunto al jefe de la capa 1 si me quiere decir algo, sólo contesta "abre la puerta y descubre". Antes digo el nombre de la capa 9 veces con el mantra y cuando abro la puerta me encuentro de frente con la cabeza de una gran águila blanca. Con sus grandes ojos me dice que me agarre fuerte a sus patas, que me llevará volando a un lugar especial. Volamos un buen rato, yo me siento feliz y tranquila viendo los diferentes paisajes a mis pies hasta que me apea en lo alto de una montaña. Es de tarde/noche y a un lado hay una cueva iluminada de color blanco.

De dentro sale una mujer joven muy amable con una túnica blanca y brillante y me invita a sentarme en frente de ella. En el suelo hay una especie de sábana blanca y encima cuatro figuras geométricas. No son figuras estáticas sino que se mueven y flotan, como si fuera en 3D. Cada figura tiene un color distinto en su centro. Esta mujer me comenta que cada figura es un estado de conciencia y que el color es la vibración que le corresponde. Me dice que me tumbe y me coloca el triángulo en la cabeza, el cuadrado en el plexo solar, el círculo en el bajo vientre y el sexágono en los pies. Me siento muy bien y más llena de energía, una energía diferente pero potente. Después me despido de ella y le doy las gracias. (Esto es una hermosa autosanación etérica).

En mi siguiente escenario reúno a mi hermosa tribu, al águila blanca y a la mujer de las figuras geométricas y me los llevo a la Nueva Jerusalén. Cuando mi pueblo indio se encuentra con los demás hay una alegría enorme, se abrazan con ganas, hay muchos que lloran de felicidad al reencontrarse, hay mucha comunicación (a eso se le llama crear conectividad celular, es muy hermoso y beneficioso para ella porque no sólo se crea en su mundo celular sino también en el exterior), el animal que representa mi mente se va de paseo con el que representa mi intuición todos encuentran su espacio, todos interactúan con todos”.

Debo decirte que este mes ha sido el mes que más clientas he tenido en mi consulta de masajista, no paro! estoy asombrada y muy contenta. Además, antes cuando acababa con una clienta me sentía super cansada, mis energías estaban agotadas, pero ahora no me canso, al contrario, podría continuar con más sesiones, es como si me estuviera recargando todo el tiempo, como si siempre tuviera pilas nuevas. Curioso, no? (No es curioso, si ha aprendido a conectar con su estación de gasolina, no es de extrañar que se sienta pletórica de energía).

3 comentarios:

Magdala dijo...

Gracias Soleika por este relato , yo pensaba en provar la ayahuasca y ahora me da mas confianza. Un abrazo

Anónimo dijo...

ESTE ES UN BUEN BLOG, GRACIAS...
LES RECOMIENDO EL SIGUIENTE BLOG EL CUAL CONTIENE MAGNIFICA INFORMACIÓN:
http://tierramatrixholografica.wordpress.com/
SALUDOS...

Sibila. dijo...

Interesante relato que nos invita a reconsiderar las concepciones actuales sobre la dimensión "tiempo" y también a vislumbrar las consideraciones sobre la distintas dimensiones de la relidad allende el plano de la relidad física, gracias a la TAG.
El panorama que se nos presenta nos habla del "yo" multidimensional (los yos probables), al que se accede a través de la memoria holográfica (tiempo psicológico), también nos habla de sensaciones de felicidad (hay que vivir la TAG para llegar a comprender lo que esta persona quiere decir y expresar realmente.... ¡es algo indescriptible, vamos nada que ver con las sensaciones físicas!, y también nos oferta la reconsideración de que la auténtica interacción social está en tu interior (recuérdese cuando junta a sus pueblos en la Nueva Jerusalén), etc.
De alguna manera, se infiere de este bello ejercicio, a raíz de esa interacción social la ecuación "microcosmos= macrocosmos".
Y a modo de colofón, su repercusión sobre su estado de ánimo, es decir, que esa energía adicional o "comodín" o auténtica fuerza de poder se obtiene de todo un trabajo interno, como muy bien se infere de las palabras correctas de Solëika.
Nada más.

Entradas populares