La Alquimia Genética



En en proceso de la Terapia, se trabaja con las doce Capas del ADN, reordenando la información que cada una contiene. Se conecta con el pueblo celular para entablar con él un diálogo y poder determinar si existe alguna disfunción. Es como realizar un escáner muy profundo que indica cómo se encuentra el interesado a nivel físico, emocional, mental y espiritual, ya que todo está interpenetrado, la información es la misma para estas cuatro dimensiones del ser. Cada Capa tiene relación con una parte de la psique y con un área determinada de la vida de la persona. Descubrí además que están conectadas con las doce Casas astrológicas.

Cada exploración aporta información sobre lo que la persona está viviendo, sobre sus bloqueos emocionales o mentales y en general sobre el material que tiene encerrado en el armario del inconsciente y que está pidiendo salir a la conciencia.Cada lugar visitado es una fuente de sorpresas, uno puede encontrarse con familiares con los que tiene alguna cuenta pendiente, con guías, ángeles, arcángeles o maestros que le comunicarán importantes mensajes en cada caso. Es como recorrer un inmenso parque temático. Por lo tanto, el recorrido por las doce Capas es un camino iniciático que lleva a la construcción del templo interno de la sabiduría (el famoso templo de Salomón).

El resultado será una extraordinaria apertura de los canales de percepción de la persona. La cual podrá dialogar con su oráculo interior pudiendo despejar cualquier duda que le surja sobre su vida, podrá hacerse una autodiagnosis de cualquier malestar y saber de dónde le viene y acceder a planos de conciencia muy implosionados, a universos paralelos. Aprenderá a co-crear su propia realidad.

A continuación, un ejemplo de los trabajos realizados por una persona, que sólo necesitó cuatro sesiones de Alquimia Genética para poder realizar este tipo de conexión. Se trata de meditaciones que ella realizó en su casa, después de las terapias.



Exploro la Capa 8 de mi ADN

“Me veo en una isla desierta, no tiene vegetación, es como un trozo de desierto de arena y rocas en medio del mar. Entro en una cueva entre las rocas, pero es muy oscura y de repente escucho un alarido como de dolor y rabia. Me protejo y sigo caminando, veo un monstruo muy extraño es como una mezcla entre un oso y un cocodrilo. Me dice que tiene un dolor inmenso porque lo han torturado mucho, como si hubiese sido la victima de un Frankestein.

No quiere que le torturen más y me pide le libere de su dolor, pido que me ayuden a liberarlo y me imagino que una luz rosa sale de mi mano y al tocarle se cubre de esta luz, y se convierte en una hermosa chica de cabellos rubios. Me dice que es mi compasión, le pregunto si tiene algo para darme y me abraza. Me dice que siga por la cueva para llegar al sitio que tengo que ver.

Sigo por un túnel que me lleva como a la cueva de Ali baba. Está llena de tesoros, la sala tiene techos altísimos, parece como si estuviese dentro de una pirámide, me encuentro con un sacerdote vestido como en la época de los faraones. Me dice que esos son los tesoros que tenia que compartir y no lo hice, que no me pertenecen, pero que son baratijas en comparación con el verdadero tesoro que está en una cámara secreta.

Dentro no hay nada más que una bañera hecha de piedra en el suelo. La bañera tiene un líquido como rosa lila muy brillante. Me dice que me meta y al meterme me sumerjo y veo un montón de monstruos como los de mis pesadillas. Entonces me doy cuenta de que son mis miedos y me acuerdo de la mariposa que me regalaron los maestros en otra terapia y de que soy capaz de transformar esos monstruos en cosas buenas. Es como si me acordase de todos los miedos que tengo y se materializasen en esa agua. Me imagino que los envuelve una luz lila y se convierten en cosas bonitas.

Saco la cabeza del agua y miro hacia arriba y veo como algo que se cae del cielo, me asusto pero recuerdo otra vez que es solo mi mente y otra vez me imagina la luz lila y se disuelve sin más convirtiéndose en una lluvia de pétalos de flores. Salgo del baño y el sacerdote me dice que recuerde que el verdadero tesoro es la capacidad de transmutar lo negativo en positivo. Me dice que recuerde compartir mi luz."

Conclusiones

Hermoso trabajo en el que esta paciente ha estado sanando su propia sexualidad (vivió experiencias muy traumáticas en su infancia y adolescencia en relación con este tema). En efecto, la Capa 8 está ligada a la Casa VIII astrológica, la de la sexualidad, la autoexploración, la iniciación (entre otras cosas).

Allí se encuentra en una isla desierta, es decir un territorio psíquico que está sin activar, en efecto, como consecuencia de los traumas vividos, esta mujer se ha mostrado muy reacia a la hora de mantener relaciones sexuales con su pareja. Las rocas simbolizan posturas muy rígidas. La cueva es el territorio inconsciente.

El monstruo es una creación psíquica que representa su dolor, su angustia, ella sintió que la partían en trozos, por eso aparece la figura de Frankestein para simbolizar ese malestar. Al tocar esta creación psíquica monstruosa con el rayo rosa del amor, pierde toda su rudeza, se le quita la capa de sombra que llevaba y detrás sale un hermoso ser que simboliza su compasión. Esta imagen es de hondo significado porque quiere decir que el alma de esta mujer se sintió gravitacionalmente atraída por una experiencia difícil a nivel sexual para poder aprender a ser compasiva.

El tomar conciencia de este proceso le permite acceder a la cueva de sus tesoros internos, constituidos por la sabiduría que ha ido acumulando a lo largo de sus muchas vidas. Le dicen que ella no la compartió (es lo que le está ocurriendo ahora mismo).

El color lila/violeta es el de la transmutación del karma, ella misma transmuta y sana las sombras de su mundo emocional, ya que el agua en Astrología simboliza las emociones. El sacerdote representa una parte sabia de su psique, que le recomienda que comparta con los demás lo que sabe, lo cual constituye precisamente uno de sus principales retos.

Todo ello demuestra el poder transmutador de la Alquimia Genética, siempre y cuando la persona se responsabilice de su propio proceso y le dedique el tiempo necesario.

3 comentarios:

Josep Anton dijo...

Um saludo y deciros que estas puntualizaciones son com agua de mayo para los seguidores de las terapias, es más seria por mi parte de una gran ayuda poder tener más ejemplos significatibos de cada una de ellas, sería interesante desde la comparación brutal que hay de las Doce Casas Astrologícas con las Doce Capas del ADN, ya que en mi caso tambien se dan muchas similitudes en algunas capas, gracias por atenderme y por "los deberes", Ásco (tarragona)

Adriana dijo...

Hola Soleika: quiero decirte despues de leer estas puntualizaciones me animo aún más a hacer el taller cuando tengamos la suerte de tenerte en Colombia.

Patricia dijo...

Hola Soleika
Puedo prepararte un taller en Cali - Colombia o donde quieras en el pais. Mira por favor, mi web.www.mariposadorada.com
Un gran abrazo
Patricia Maradei

Entradas populares