El que Viene

Anne y Daniel Meurois Givaudan Luciérnaga Ed. 1996

A través de este libro, A. y D. Meurois Givaudan, incombustibles exploradores de los planos sutiles, nos ayudan a comprender la esencia del ser humano y a salir de la dualidad, a entender que la oscuridad no es más que un disfraz de la luz. Ahí va un pequeño resumen de las frases o ideas que más me han impactado...

21.- El sufrimiento que constituye la experiencia de la Tierra se llama separatividad.

29.- Somos parcelas de la divinidad extraviadas en su creación hasta el punto de haber perdido la memoria de su origen.

35.- La meditación más útil ha de consistir en la vacuidad de si mismo. El viaje más allá de nuestros sentidos ordinarios es el aprendizaje del no querer y no esperar nada.

55.- Tan pronto como uno reconoce que tiene que cambiar algo en si mismo y en su contribución al mundo, inmediatamente grita alto y fuerte que ha elegido su bando y se autodenomina espiritualista como si le hubieran condecorado en tal o cual guerra. Pero esto es un error, elegir la propia senda no es elegir un bando, todos pertenecemos al mismo por la sencilla razón de que no hay dos. El único posible es el de la vida, aunque cada uno la interprete a su modo.

60.- Interiorización y acción están tan relacionados como el anverso y el reverso de una hoja, el error consiste en querer separarlas. Los monasterios están llenos de gente que teme dar un paso en la sociedad; y en la vida activa abundan los seres que tienen miedo a su vida interior. Tanto meditación sin acción como acción sin meditación provocan un desequilibrio.

67.- Lo que se percibe como oscuridad está siempre al servicio de la luz. (Es algo que he podido comprobar en las Terapias de Alquimia Genética, cuando empleo la técnica del espejo mágico de la verdad, lo que al principio parecía una entidad de la sombra, aparece, una vez despojada de su máscara, como un ser de luz).

74.- La aventura de los seres humanos en busca de su propio grial sólo está hecha de pausas.

84.- El dolor tal como lo vive, lo cultiva y lo expande la humanidad terrestre es tan sólo un abono artificial, una sustancia que la intoxica y de la que es preciso liberarse.

87.- La agudeza de un placer o de un sufrimiento dependen en su mayor parte de la atención que la conciencia le conceda.

88.- Sólo nosotros podemos decidir si usamos los obstáculos como muros o como trampolines.

96.- Jesús y Judas son dos aspectos de la misma aventura que conduce a lo divino.

125.- Si sentimos que despunta un Sol en nosotros, ofrezcamos sus rayos porque una batería que no da su energía acaba siempre por agotarse en solitario.

133.- En estos años de profunda mutación, el karma inmediato es un fenómeno que se constata de forma creciente, es el regreso instantáneo de una fuerza, pensamiento o acción, a su emisor.

134.- Hay que llegar a un punto del corazón donde no haya necesidad de perdonar. La noción del perdón sólo tiene sentido si previamente se ha juzgado, condenado o maldecido. No significa nada para quien ha podido amar al ser más allá de su error. El perdón es una reparación de nuestra propia incapacidad para amar sin condiciones, es una creación del ser humano separado de la fuente divina. Dios no perdona porque no juzga.

156.- Los acontecimientos nunca se alzan contra nosotros, se presentan para enseñarnos mil cosas. La mayoría de veces nos alzamos contra ellos, somos nosotros quienes imprimimos más opacidad y dureza a la materia de lo que en realidad tiene.

157.- Agotarse en el servicio es, más frecuentemente de lo que parece, efecto del orgullo.

158.- Hay una forma de interpretar los acontecimientos y los seres que los convierte en muros contra los que se choca o, al contrario, los transforma en pistas de despegue.

184.- No debemos convertirnos en buscadores de la espiritualidad, sino en practicantes de la luz, lo cual es muy distinto.

187.- La Tierra es el más puro resultado de la complicidad mental y emocional de sus habitantes en un determinado estadio de su conciencia. Todo es espíritu, lo denso no es más que lo sutil que se presta a la experiencia de la amnesia. Lo que llamamos “diablo” es la capacidad de negar la fuerza ascensional que la divinidad ha sembrado en cada corazón.

190. En la Tierra hay una conspiración organizada para que todo permanezca estático en un determinado nivel. El infierno es todo el cortejo de miedos que uno alimenta a conciencia. El diablo es el gran responsable que uno se inventa, exterior a uno mismo, para quitarse de encima la responsabilidad y cubrir la vida con una capa de plomo.

192.- La tierra y los cielos es una misma cosa, si no lo comprendemos así es que seguimos siendo esclavos del principio de la ilusión, que adopta por lo general un rostro anodino, el de la pereza ante la metamorfosis.

208.- La potencia es el poder despojado del ego.

219.- Glorificar la materia sin espíritu ha abierto un abismo en el corazón del ser humano. Pero rechazar, en el extremo contrario, el cuerpo como miserable receptáculo del alma, ha puesto a punto un triste mecanismo de autocastigo y mortificación.. Ese vaivén corrompe al ser y representa sólo el juego del ego.

237.- Una reflexión es el hecho de reflejar la luz y dejar que se exprese.

247.- La cólera es el fruto del desacuerdo entre la superficie del ser con las profundidades de éste.

248.- Nuestro objetivo ha de consistir en ser el Sol de aquellos que amamos.

253.- Todas las formas de pensamiento comunican entre sí mediante una multitud de diminutos filamentos cuyo conjunto se parece a una tela de araña. Los estados y los pensamientos atraen y generan a sus semejantes.

262.- El gobierno mundial de la sombra saca su fuerza de la incapacidad de la humanidad para responsabilizarse de si misma. Toda debilidad puede metamorfosearse en triunfo.

270.- La realización no es una cosa individual, sino de la familia. Mientras la familia de la Tierra no se haya realizado, ninguno de sus hijos podrá sentirse tranquilo en su despertar.

271.- El karma no es más que una especie de invención del ego, un autocastigo de la personalidad encarnada insatisfecha de si misma. Todo es cuestión de auto envenenamiento repetitivo, no de fatalidad.

1 comentario:

maite dijo...

Cuantas verdades y cuanto trabajo por hacer. Habia sabido de este libro por recomendación, pero muchas veces no me puedo permitir comprar todo lo que quiero.
El mejor regalo que me ha llegado a mis manos es tú blog.
Gracias soleika; estarás presente cada día de mi vida.
Maite

Entradas populares