Se acabó el recreo...

Hola Amigos,

Espero que esta tregua veraniega haya sido muy provechosa para todos. Yo estuve quince días sin ordenador y la verdad es que me han sentado muy bien. Pero ya empieza a hacerme cosquillas de nuevo el gusanillo, las ganas de compartir con vosotros lo último de lo último.

He descubierto, gracias a mi hermana Milena, un fantástico libro escrito por un Doctor en Filosofía -Peter Kingsley- que me ha proporcionado unas horas de intenso disfrute...

Yo nunca había querido acercarme demasiado a los filósofos con carnet por temor a que le hicieran un peinado afro a mis neuronas y sobre todo por falta de tiempo, porque una no puede estar metida en todas las salsas. Sin embargo, he devorado el libro de Kingsley "En los Oscuros lugares del Saber" (Ediciones Atalanta, para España) porque aporta una visión más amplia de la sabiduría, no exclusivamente entendida como conocimiento racional.

Habla de cómo curaban los primeros sanadores con técnicas regresivas, dice que era preciso morir antes de poder renacer, bajar a los infiernos antes de poder ascender.
Dice el autor, en lo que considero una de las claves del libro:

"El sentido fundamental de la filosofía es el amor a la sabiduría, esto ahora significa muy poco. En nuestras vidas, el conocimiento y los datos ocupan mucho sitio, así como la diversión y el entretenimiento, pero no la sabiduría. En lugar de amor a la sabiduría, la filosofía se ha convertido en el amor a hablar y discutir sobre el amor a la filosofía".

Dice Kingsley que se habla mucho de la extinción de las especies pero a poca gente le preocupa la extinción del conocimiento de lo que somos. Nos invita a acercarnos a nuestro núcleo divino. En pocos días colgaré en el blog la síntesis de este delicioso libro.

Quisiera agradeceros, por otro lado, vuestros cálidos y amorosos comentarios a los distintos apartados del blog. Varias personas me han preguntado si impartía talleres de Alquimia Genética en Argentina u otros países del Cono Sur.

Me encantaría hacerlo, ya estuve por México hace unos años impartiendo talleres y seminarios. Si se forma algún grupo y alguien está dispuesto a hacerse cargo de la organización, no tengo ningún inconveniente en viajar, sabiéndolo con cierta antelación.

Os invito a aprovechar al máximo los últimos días de esta lunación precisamente para esto, para conectar con vuestro núcleo ya que se dan unas condiciones astrológicas muy especiales para ello, tal y como lo hemos comentado en el texto de la Nueva Luna de agosto.
Soleika Llop

1 comentario:

Juan Carlos Gómez dijo...

Ya me hacia falta leerte, bienvenida otra vez. Esperaré ansioso el resumen de ese libro suena muy bien!

Entradas populares