Promover la farmacopea natural

He recibido un escrito, que me piden que difunda, sobre la ilegalización de las hierbas medicinales a granel en la Unión Europea. Me ha venido a la memoria el bichito del N1H1 al que tanto debemos ya que gracias a él, centenares de profesionales de la salud se vieron en la tesitura de tener que definirse y tomar postura, a favor o en contra y buscando argumentos. Se organizaron numerosísimos debates en todos los medios de comunicación, jamás las vacunas tuvieron tan mala prensa, jamás supimos tanto sobre ellas. Con esto pasa lo mismo que con las películas X, si algún censor intenta aplicarles un tijeretazo, les acaba haciendo un favor porque les aportan una publicidad gratuita, cuando quizás de otro modo habrían pasado desapercibidas...

Si le aplicamos a esta cuestión de las hierbas medicinales la visión espectroscópica (es decir de 360 grados), veremos probablemente que está sucediendo lo mismo: se trata de que la gente se posicione, que muchos salgan de su apatía y reflexionen acerca de lo que significan los remedios naturales y de lo que puede pasar si nos obligan a prescindir de ellos. Se me ocurren varias ideas: por ejemplo que la gente aprenda a cultivarlos o, mejor aún, que eche mano de la farmacopea natural que nos proporciona el cuerpo.

Todos los seres humanos disponen, de serie, de una farmacia natural en su organismo, sólo que hemos olvidado los códigos de acceso (aprovecho para decir que con la Alquimia Genética se pueden recuperar). Estas maniobras de la industria farmacéutica nos pueden acabar haciendo un gran favor -eso sí con el sistema “al revés te lo digo para que me entiendas”- en ese sentido. Lo mismo que la crisis de la Seguridad Social que se está anunciando.

Parece que los acontecimientos nos están llevando con paso firme hacia la construcción de la Nueva Jerusalén celestial, y tenemos dos opciones: podemos hacerlo conscientemente u obligados por las circunstancias. En todo caso de lo que no hay duda es que las películas de buenos y malos ya no están de moda, el Oeste americano pasó a la historia. Hemos de ser conscientes de que, a cada vez que mencionamos a los poderes de la sombra refiriéndonos en concreto a empresas, colectivos, instituciones, políticos o personajes públicos, los estamos alimentando, les regalamos nuestro preciado carburante energético. Y precisamente uno de los retos que nos plantea el paso a la quinta dimensión es mantener un mínimo grado de coherencia respecto al uso de nuestra energía.

Firmar peticiones para evitar que prosperen las nuevas directivas puede ser una opción -a la que me apunto para hacer causa común- pero actuar desde la consciencia y desde la comprensión de todo el proceso es otra opción interesante. Que cada uno elija lo que prefiere. A continuación, la noticia.

Soleika Llop

“Desde el 1 de abril de 2011 todas las hierbas medicinales se convertirán en ilegales en la Unión Europea. Las personas sólo podrán medicarse con los productos que genere esta industria, sin ninguna otra opción, y pagando los precios que quiera. Sólo protestando activamente quizás podamos parar esta parodia. Si nos mostramos apáticos, entonces nada se opondrá a los deseos de la Industria Farmacéutica. Nuestro derecho a proteger nuestra salud y la de nuestros hijos está en juego.

Firma esta petición internacional antes de que sea demasiado tarde: http://www.gopetition.com/petition/39757/sign.html “

3 comentarios:

Sibila. dijo...

Después de leer detenidamente el artículo, estoy de acuerdo con Solëika.
Es cierto, de hecho hay una cosmovisión que hace referencia a la construcción social de la realidad, es decir, aquello de lo que hablamos (aunque sea haciendo apología de su mensaje contrario), lo estamos alimentando.
A su vez, hay que leer en los símbolos y ser sutiles y ver en todo ello el sistema de comunicación de ese "algo" más que nos trasciende y que nos lo transmite en su vocabulario o Lenguaje de Señales del Universo: "al revés te lo digo para que me entiendas".
Genial, Solëika.(!!)

Gabo dijo...

No me extrañaría que sea otra treta de la OMS, en el reino del revés las plantas están prohibidas, pero las vacunas con alto contenido de mercurio son legales y de aplicación impuesta.

LorenaLore dijo...

hola buen día, he leído esta publicación y se me ha apretado el corazón al enterarme de lo que desean en Europa, dejar sin libre albedrío y acceso de paso a las hierbas medicinales, es como echar mano y sacar fuera a toda la creación y la madre naturaleza. Confío en Dios y en las personas para que esto deje de ser así y que abran sus corazones al amor, al respeto y a la vida!!!!

Entradas populares