Mensaje desde la Física Cuántica

Acabo de recibir un texto (sin firma) que creo que vale la pena difundir, urbi et orbe. Ahora que tanto se habla de la quinta dimensión, empecemos a practicar desde ya mismo. Se trata de la dimensión de la conciencia. Desde esta atalaya, la consigna no será vilipendiar al político de turno, sino preguntarse a qué personaje de nuestro elenco particular corresponde.

Me explico, si quien me pone los pelos de punta y me irrita es un político corrupto –pongamos por caso- me tocaría averiguar qué parte de mi psique está trapicheando. Si quien despierta mis críticas más ácidas es determinado dirigente que menosprecia a las mujeres y las trata con suficiencia y soberbia, indagaré en qué parte de mi se encuentra alojada esa tendencia a maltratar el Yo femenino. ¿Cómo hacerlo? Pues, muy sencillo, a través de la meditación, de la auscultación interna, de la introspección.

Hace poco, una persona me contaba que estaba muy enojada con su jefe porque éste le estaba pagando la mitad de lo que le había prometido. Se estaba planteando cambiar de trabajo y me preguntó mi opinión sobre esta situación. Entonces le dije que, situándose en Matrix, o sea en el mundo de los muggles, estaba en su derecho de (por ejemplo) acordarse de todo el árbol genealógico de su jefe y buscarse un nuevo empleo...

Pero que en este caso, podría ocurrir que encontrara de nuevo el mismo perro, aunque con distinto collar. Es decir, un nuevo trabajo en el que, tarde o temprano, sentiría que sus esfuerzos no estaban siendo debidamente retribuidos. La manera de evitar esta situación o de reconducirla es situarse en la mencionada atalaya, o sea, subir al quinto piso e indagar a quien estamos menospreciando, restando valor o no reconociendo sus méritos. Puede ser a una persona de nuestro entorno o tal vez a uno mismo. Hay gente que se aplica estrategias de auto sabotaje, se desprecia y se critica. Hagamos pues, tal y como lo sugiere el texto que viene a continuación, un esfuerzo cuántico para salvar a nuestro “país” interno, a nuestro pueblo de tendencias o pueblo celular, de la consabida crisis y de la visión apocalíptica de todo cuanto sucede.

Mensaje desde la Física Cuántica

“Apenas el 1% de la población está enterado y cree en esto.
Se trata de hacer un esfuerzo cuántico para salvar al país del momento que estamos viviendo. Esto no tiene que ver con religión sino; con física cuántica. Está demostrado por científicos de varias nacionalidades que "tanto todo lo bueno como lo malo que existe en el mundo es producto de nuestra mente".

Se abe que la Madre Teresa de Calcuta fue invitada en varias ocasiones a marchar en manifestaciones en contra de la guerra y ella contestó:

- "Yo no marcho allí. Invítenme a marchar a favor de la paz y yo iré, pero no me nombren esa palabra".

Es decir, cada vez que manifestamos algo con nuestro pensamiento y/o con nuestras palabras estamos dándole poder -para bien o para mal- a ese movimiento o persona. Mientras más nos enfrasquemos en pensar acerca de la inseguridad y los innombrables, más poder les damos a ellos.

Espera, no se trata de ignorarlos, ni de aislarte de la realidad. Se trata de mantener tu mente y tus deseos diciendo:

- Quiero, Acepto y Declaro la paz, la tranquilidad y la abundancia en mi país, en la vida de mis hijos y la mía...
Solamente eso.

No despotriques, ni te la pases envenenándote con las noticias, sólo di:

- Quiero, Acepto y Declaro la paz, la tranquilidad, la justicia y la abundancia en mi país, en la vida de mis hijos y la mía...

Haz como la Madre Teresa: dale poder a tus pensamientos de Luz para que se conviertan en realidad.

Si no lo crees no importa, te invitamos igual a pensar tantas veces como quieras, en el día y en la noche:

"Quiero Acepto y Declaro la paz, la tranquilidad, la justicia y la abundancia en mi país, en la vida de mis hijos y en la mía"

Sólo con eso te harás y nos haremos el mayor de los favores. Todo el tiempo que utilizas en pensar y criticar a los otros ahora utilízalo a tu favor: Piensa en la PAZ.

Sí, ya se, dirás:

- "Pero si ellos hacen lo mismo se quedarán para siempre".

No, eso no sucederá porque nada puede más que el Poder de la Luz. La oscuridad está fracasada ante el Poder de la Luz.

Piensa en este ejemplo: es muy, muy fácil alumbrar (con una vela, un mechero, una linterna etc.) cualquier lugar por oscuro que sea...

Te invito a hacer una pequeña prueba... No pierdes NADA y ganaremos muchísimo.
Todos los días antes de acostarte, cualquiera que sea la hora, imagina en tu pensamiento que te estás felicitando a ti mismo(a), a tus amigos y familiares porque todo esta mejor en nuestro país.

Sólo mírate, por dos minutos o más, muy alegre porque cada día surgen actividades para nuestro bien.
Nada, no digas nada, no digas la forma en que sucedió... déjale eso al Universo. Él todo lo arregla si tú se lo permites.

Sólo imagínate a ti mismo(a) pensando que todo sale perfectamente bien. Que estás lleno(a) de alegría porque todo será a la armonía, a la paz, abundancia para todos.

EL PODER DE NUESTRO PENSAMIENTO UNIDO ES MAS FUERTE QUE CUALQUIER PENSAMIENTO OSCURO.

Es demasiado fácil...

¿Verdad que podemos contar contigo?
Ah… y así como transmitimos cadenas de toda cosa, por favor te pido que transmitan este mensaje a sus contactos, crean o no crean en esto.
NADA PERDEMOS, SOLO PODEMOS G-A-N-A-R."

2 comentarios:

Salva dijo...

Efectivamente querida amiga.
El universo es mental y todo lo que ronda nuestra cabecita(ya sea positivo o negativo), con el solo hecho de pensar en ello estamos enviando una "señal energética" que por afinidad nos será devuelta con hechos y vivencias en nuestra vida cotidianade la misma condición.
Pensar de manera positiva y mantener la atención en "buenos valores morales y éticos", nos llevará a una vda plena, serena y llena de felicidad.
Muy buena y de gran interés tu entrada.
Un saludo y te deseo "pensamientos nobles y positivos"

Sibila. dijo...

Yo no estoy muy de acuerdo con esta tendencia del pensamiento en positivo de estos últimos tiempos. Lo digo poque creo que se crea un desequilibrio hacia el lado positivo...Además siempre hay variables que no podemos controlar (!?)
Yo, por lo que respecta a mi persona, sí me funciona ser "Yo mismo". Mi universo es tratar de ser "Yo mismo" de modo anodino, aséptico, ecuánime, etc. sin tratar de hacer daño a los demás y mucho menos a mí mismo.
En este sentido, recuerdo que una vez tuve la oportunidad de leer el Lenguaje de Señales del Universo en el guión de una estupenda película de cine, en la cual se decía: "Yo no soy responsable de lo que soy por lo que los demás piensen de mí".
Creo que lo más importante que hay es uno mismo. "Todos somos importantes, pero no nos olvidemos de que el peso de toda una nación depende de un solo individuo" (paradoja).
Aún así, es un buen artículo y muy interesante, Soleïka.(!!)

Entradas populares