¡Viva el fumbo!

Yo hablando de futbol, ¡por Tutatis!, no me lo puedo creer…pero lo que ha ocurrido en este Mundial es algo digno de comentar, es como una broma planeada por algún crack angélico, o por un equipo de cracks. Por un lado, lo del pulpo profeta, pero por otro –y esto es lo más relevante- hemos podido comprobar que ya no hace falta que ocurra alguna catástrofe para que la gente actúe como los de Fuenteovejuna, todos a una. Ver y oír a catalanes y vascos enarbolando la bandera nacional y cantando al unísono: “Yo soy español” es lo nunca visto y lo nunca oído. Sólo recuerdo una ocasión en que pude oír en la radio catalana “todos somos madrileños” y fue cuando ocurrió el atentado de Atocha. ..

Pero dado que vivimos inmersos en una estructura holográfica –todo está en todo- si a nivel de colectividades la gente ha dado un salto cuántico y ha abierto esa nueva vía, ese nuevo portal: el de unirse, en base a lo lúdico y ya no en base a las desgracias, es lógico pensar que a nivel particular va a ocurrir lo mismo. Para que en nuestro pueblo celular reine la armonía y la empatía ya no hace falta que nos pase algo desagradable que nos obligue a reaccionar. Se ha inaugurado una nueva ruta en los campos mórficos.

Eso no significa que todo el mundo vaya a transitar por ella, de la misma manera que la apertura de Disneyworld no supuso que todo el mundo pudiera acceder, pero es una posible opción.

Existe, además, otra lectura de este memorable mundial: el hecho de que hayan marcado en los últimos cinco minutos de prórroga tiene un hondo significado a nivel simbólico. Nos están dando, tanto a nivel particular como colectivo, el siguiente mensaje: cuando creas que todo está perdido no te desanimes, porque la vida te puede ofrecer un tiempo suplementario para darte la oportunidad de dar la vuelta al marcador. Es evidente que no es la primera vez que esto ocurre en un partido, pero debe ser de las pocas veces en que tantísima gente estuvo con el alma en vilo hasta el último momento.

Acabo de ver la TV un cartel que han preparado para dar la bienvenida a los jugadores: “Gracias a vosotros, España está feliz”, eso no hace más que ahondar en lo que hemos dicho.

Soleika Llop

A continuación, una interesante reflexión de Maribel Bermúdez sobre esta misma cuestión.

“En principio no soy aficionada a este deporte pero me he sentido contagiada por el entusiasmo y la alegría que están viviendo la mayoría de los españoles ante los éxitos que ya se han cosechado.

Me puse a pensar en lo agradable que era esa sensación que me embargaba y me di cuenta de algo que siempre están comentando los trabajadores de la luz: que la unión produce un estado de amor tan intenso que puede llegar a desbordarnos.

En situaciones como las que estamos viviendo en la que la gente está pasando por muchos problemas debido a la crisis económica, por la falta de empleo y otras muchas cuestiones, es especialmente importante la energía que se está generando a través de un acto deportivo.
Tenemos que dar las gracias al apoyo energético que particularmente cada persona, tanto de España como de otros países, está direccionando hacia nosotros. Podemos hacer una lectura más profunda de lo que significa ese apoyo a muchos niveles.

He leído diferentes titulares que he encontrado muy interesantes desde el punto de vista simbólico ya que tener conciencia de los mensajes que hay tras cualquier acto o situación siempre puede enriquecernos a cualquier nivel. Uno de ellos decía lo siguiente: Yo soy Español.No voy a entrar en temas políticos, si no que me voy a ir a ese YO SOY.

El poder identificarte y reconocerte es una de los pasos más importantes que se tienen que dar a niveles evolutivos y también es muy bueno saber darle una identidad a ese YO SOY con lo cual ser español me parece genial. Otra cosa sería el análisis de todos aquellos que no se sienten identificados con el mismo terreno y que es lícito que así lo propaguen porque cada uno debe encontrar ese lugar con el que se siente afín aunque finalmente todos tengamos un mismo origen a donde todos pertenecemos y en el cual si nos sentimos identificados que es nuestro origen cósmico pues como me dijo en una ocasión un gran amigo, todos somos polvos de estrellas...

Otro de los titulares decía lo siguiente: todos con la roja.

Es muy curioso que el rojo sea el representante de España en el mundial, ya que ese es el color que pertenece a Marte y este planeta aporta una gran vitalidad y empuja hacia la realización de cualquier objetivo, ayuda a corregir los errores y estimula para que se generen los cambios ,También otorga coraje, valentía , entusiasmo , etc.

Con lo cual no sólo nuestro equipo está siendo “regado” con todas la cualidades que energéticamente le está aportando el color rojo, sino que además de ello para España va a ser también una inyección de vitamina que nos va a venir muy bien a la hora de paliar tantos temas que tenemos pendientes.

Todo ello va a ser posible porque gracias a esa fuerza que están poniendo todo un colectivo de personas así como la sociedad española con la intención de que España “triunfe”. El poder de una gran masa social genera en el universo tal fuerza energética que eso forma en el cosmos una “creación” que debemos aprovechar y seguir agrandando para que finalmente se materialice de forma que este país salga de la situación que actualmente tiene.

La emoción que ha ido embargando a cada una de aquellas personas que se han sentido identificadas con nuestro equipo ha servido para que se instale el punto de despegue hacia otra realidad ya que la fuerza del amor es el motor que nos impulsa para salir de esos agujeros negros que nos atrapan debido a las dificultades que se ponen en nuestro camino y sólo una explosión de luz y amor puede darnos un impulso tan fuerte que nos haga salir se agujero.

Esta explosión de luz suele darse cuando una gran cantidad de personas se unifican con un mismo sentimiento volcado hacia un objetivo común y que lo alimenta con ilusión y alegría. Esto es lo que está ocurriendo con la mayoría de los españoles y muchos otros simpatizantes de otros países.

El equipo español tiene muchos puntos para ganar este campeonato, tanto a nivel astrológico como por la fuerza y el empuje energético que lo está apoyando. Así que seamos consciente de lo que todo ello significa y preparémonos para seguir alimentando esa energía tan hermosa que ha conseguido que muchos podamos percibir la emoción y la felicidad que nos embarga cuando somos capaces de unirnos en vez de crear separaciones o distancias y la alegría que sienten nuestros corazones cuando de manera espontánea nos abrazarnos a alguien que está a nuestro lado y que quizás ni siquiera conocemos.

Percibir la intensidad de la unidad es una de las experiencias que todos deberíamos aplicar más a menudo, no sólo por lo agradable de la situación si no para que sigamos generando más brotes de energía crística que nos ayuden a obrar los milagros capaces de transformar las situaciones que pueden mantener atrapado incluso a un país".

Maribel Bermúdez

2 comentarios:

Anónimo dijo...

Muy buenas reflexiones! lo veis como al final tenía razón, jeje, para que me escuchéis cuando os pretenda convencer de alguna experiencia más!. Ahora os toca analizar por qué Alonso va de fiasco en fiasco, a seguir a los coches, vehículos del Yo... etc... Besitos a las dos!! jeje
Milena

Sibila. dijo...

Bien, parece que este espléndido artículo de Solëika y Maribel se enmarca dentro del nuevo modelo holográfico del universo dentro del paradigma del "monismo trascendental" (la mente da lugar a la materia), donde individuo y nación (la parte y el todo) están relacionados.
En el primer apartado de Solëika se habla de campos mórficos (campos de energía donde el conocimiento se distribuye de modo uniforme y al unísono) y de ese salto o cambio en la actitud para que desde lo positivo pensemos en los demás y no tengamos que esperar a una catástrofe para demostrar "apoyo social". Provocar este cambio no es tan fácil si no se efectúa desde el interior, es decir desde tus valores, desde lo más profundo de tu corazón. (!!)
En este sentido, creo que lo que plantea Solëika es, por una parte, una invitación a la profecía autocumplida en setido positivo; por otra parte, sus palabras evocan a la poesía de "No desistas" de Rudyard Kipling, ya que, "cuando todo está peor, más debemos insistir". (esto es algo que en sí cuesta llevar a la práctica, pero bueno... no es imposible).
Respecto al planteamiento de Maribel, dígase que sus profundas palabras nos siguen invitando a leer en los símbolos diarios de que se vale nuestra alma o universo holográfico o "YO SOY" para guiarnos en nuestra vida cotidiana.
En este sentido, habla de alguna manera de la ecuación "microcosmos = macrocosmos", del concepto de crear un egrégor positivo con esa masa crítica, de la importancia de los colores y para colmo, al igual que su predecesora, nos invita a un cambio en la percepción de esa energía de Marte hacia unas metas u objetivos en sentido positivo. Creo que toda situación si cambiamos el ángulo de visión, cambia la percepción en sentido positivo como argumenta la física cuántica.
En este orden de cosas, las palabras de Maribel (que son muy alentadoras) invitan finalmente a la consideración de que nuestro "Yo Superior" está movilizando la energía que inunda nuestras células para desarrollarnos como hermanos miembros de una estirpe o alma colectiva ("inconsciente colectivo" de C. Jung y en sentido positivo) o Civilización (esto debe ser recíproco por parte del individuo hacia su alma)
Nada más. Gracias a las dos. Es un estupendo artículo.(!!)

Entradas populares