Dejarse amar, esa es la cuestión…

Este es un ejercicio de Alquimia Genética en el que la persona explora un área de su psique (una Capa de su ADN) relacionada con la capacidad de dejarse amar, de apreciar la posibilidad de sentir placer y de (entre otras cosas) traer a la consciencia los contenidos de su inconsciente. Me gustaría recalcar la integración final, cuando la persona trae a los personajes/tendencias de su pueblo celular a esa esfera psíquica (estado de conciencia) llamada Nueva Jerusalén. Esto es algo que conviene hacer cuando se acaba un ejercicio, suele producirse un gran jolgorio que crea muchas endorfinas y muchas conexiones neuronales. Entre paréntesis, mis comentarios.

1º escenario: Veo una llanura y justo en frente mío al fondo hay un sol, lo veo completo, pero la parte de abajo la tiene apoyada sobre la tierra ( eso significa que hay una conciencia en esa área, pero es un tanto terrenal, muy apegada a lo terrenal, ese no es el lugar habitual del Sol).

He convocado a mi pueblo celular y han salido de dentro del sol (se trata pues de un pueblo sabio, con una fuerte voluntad, voluntad de dejarse amar etc.., en este caso y con consciencia). Son unos seres alargados, incluso su cabeza también lo es. Son muy estilizados, y de altura más o menos normal como podría ser un humano tirando a alto...

Son bastantes y se dirigen hacia mí. Ahora que los veo mejor, por su aspecto y su manera de andar erguidos, con poderío y con un balanceo de derecha a izquierda como si fuesen un ejército, estoy convencida que no son humanos (o sea que esa parte de su ser la ve un poco alejada de su realidad, como si estuviera allí en plan potencial pero ella no la percibes como algo cercano a su día a día, ha de restablecer la visión correcta.)Ese poderío que percibo en ellos, se lo dá su certeza de saber quienes són, no es arrogancia. Les informo que allí se va a realizar una sanación... y les pregunto de desean decirme. " Estamos a tu mando" me dicen.

¿A qué os dedicáis? " A mantener las conexiones (neuronales) correctas" me explican. Les invito a decirme cuanto deseen " Estás haciendo un gran trabajo" me dicen. ¿ Por qué entonces en mi vida hay algunos aspectos atascados? " Eso está por terminar" me responden. Les propongo el juego de la pizarra, y cuando me giro veo la frase que han escrito que dice así: " Esta tierra (es decir, su tierra, su realidad material pero la que tiene que ver con los contenidos de esta Capa) va a despegar, y tú vas a estar en ella". Me emociono. Me comentan que en esta ocasión no tienen nada más que decirme, y se dan media vuelta girando sobre sus talones, y con los mismos andares se introducen en el sol como si fuese una nave.

2º escenario: Ahora veo que entre la hierba han salido florecitas (El 2º escenario aparece cuando la persona ha pronunciado 9 veces el nombre de la Capa decretando que la reordena, vemos que al hacerlo ha creado belleza –flores- y delicadeza en esa área) amarillas, y en la terraza del tejado de la casa, hay una bandera blanca. Veo unas escaleras, e intuyo que puede haber alguien arriba.

Camino: Nos encontramos una estatua de jirafa a tamaño real. Ahora se abre como de la barriga una puerta y cae una desciende una escalera, como la de los aviones. Se bajan 3 Seres más bien bajitos. Tienen el rostro de humano y ya tienen bastante edad. Su barba es blanca al igual que el cabello que no es demasiado largo. Visten una túnica amarillenta. Me recuerdan al sabio bajito y verde la la guerra de las galaxias, pero en humanos.

Se acercan y les pregunto qué han venido a decirme. "Es el momento ya de avanzar" me responden. ¿ Quienes sois? " Tu sabiduría" ¿ Y por qué todavía la tengo como adormecida? Y uno de ellos me responde: " Por eso nos ves así bajitos (no alimenta lo suficiente esa parte sabia de su ser), pero mira como somos en realidad". Y de repente comienzan a crecer y se vuelven enormes. " Tu sabiduría es tan alta como la de los secuoyas (esos árboles son de los más grandes del mundo)". Me despido de ellos.

Ahora vamos a ver a Itziel, el jefe de la capa que estoy explorando. En seguida le veo al igual que a su palacio. En esta ocasión voy corriendo hacía él, gritando a los 4 vientos: CADA VEZ SÉ MÁS QUIEN SOY, CADA VEZ SÉ MÁS QUIEN SOY, él me coge por debajo de los brazos, me levanta y comienza a dar vueltas. Ahora me deja en el suelo, le miro fijamente a los ojos y le digo de nuevo: Cada vez sé más quien soy.

Le pregunto a Itziel si hay algo que debería estar dándole, pero que aún haya alguna resistencia. "Abrirte" me dice. ¿ Pero concretamente a qué, ya que soy consciente de que mi conciencia se ha abierto mucho en este último tiempo? " A tu autenticidad, es cierto que tu conciencia se ha expandido, pero te falta integrar algunas partes en todas y cada una de tus células".

Ahora Itziel me regala una pieza redonda dorada, y en una de sus caras está grabado el símbolo del infinito, y en la otra hay unos dibujos que son como rayas onduladas, que forman como unos caminos. Si lo miras con detenimiento parecen los caminos de un laberinto. Le pregunto qué significa el símbolo del infinito. "Es la totalidad que lo engloba todo, incluida tú. Recuerda que tú eres parte de esa totalidad". Me mira a los ojos y continua diciendo: " Una parte importante". Me emociono.

" El otro símbolo, me explica, simbolizan los distintos caminos que puedes tomar para llegar a esa totalidad".¿ Como debo usar este disco? " Visualiza que te lo colocas en el chakra del corazón( eso es una nueva iniciación), incrústalo ahí, y te señalará como una brújula porque caminos debes tomar para llegar a esa totalidad".

Ahora me da como un saquito de tela de un blanco roto para que guarde ahí el disco y me explica que es un instrumento muy potente, y que debe ser muy bien guardado y protegido. Me despido de Itziel con un beso en los labios.

Nueva Jerusalén

Ahora el guía (Jesús) me dice que vayamos a la Nueva Jerusalén, y llegamos a un lugar precioso. Es una llanura muy verde donde a un lado hay unas montañas con una gran cascada de aguas muy cristalinas. También hay un grupo de árboles milenarios que inundan ese lugar de su poderosa y señorial energía. Veo dos soles uno más grande naranja, y otro algo más pequeño (El astro rey y el Sol de la consciencia), superpuesto en el centro de color amarillo. El azul del cielo es intenso. Allí viven animales en perfecta armonía entre ellos y con nosotros. Jesús les cuenta que allí va a realizarse una celebración, y sin dudarlo, comienzan a salir de todas partes los seres de aquel hermoso lugar. Duendes, hadas, elfos, animales de distintas especies, todos se suman a esa celebración.

Ahora comienzo a llamar a todo mi pueblo celular de las capas hasta ahora trabajadas. Todos acuden con rapidez y hay una gran alegría de reencuentro entre ellos. No paran de hablar y comentarse cosas con gran entusiasmo, como cuando descubres cosas nuevas e importantes y las quieres compartir con otros. (de esta manera establece muchas conexiones neuronales nuevas, crea conectividad celular)

Jesús y yo les observamos, nos miramos con complicidad, con la sensación de un trabajo bien hecho. Presto atención a lo que hablan entre ellos y les oigo haciendo planes de colaboración entre ellos. (Esto es algo muy importante, se trata de integrar partes diversas de la psique)

Les digo que me siento muy feliz y orgullosa de todos ellos por todo lo que han logrado superar, conseguir y avanzar. Les doy las gracias y entre todos me cogen y me lanzan al aire, como hacen los deportistas con su entrenador cuando celebran un triunfo.

Ahora Jesús, ha preparado una mesa redonda, para que todos podamos vernos y estar en contacto permanente, y nos propone degustar una merienda-cena.
Nos sentamos y comenzamos a degustar maravillosas viandas, mientras sigue la fiesta. Jesús y yo presidimos la mesa, y ahora esos grandes soles, como si se tratase de una ficha, se colocan en el agujero central de la mesa, pero lo curioso es que no nos tapan la visión entre nosotros. Mantienen su potente color pero podemos vernos a través de ellos con total claridad.

Durante la cena, observo a mi pueblo celular de la 1ª capa, porque están allí alegres, integrados como unos más de la celebración, pero me llega un mensaje reiterativo de que es a los que menos tiempo les dedico. Jesús se da cuenta de lo que percibo, me pone una mano en la espalda y me dice: "Poco a poco". Siento que tengo ahí algo en lo que profundizar más, pero sin culpabilidad.Ahora finaliza la fiesta, y los despedimos como se merecen, todos son abrazos y los vemos irse todavía hablando entre ellos.

Hoy Jesús me acompaña hasta la puerta del Monte San Miguel, y me ayuda a quitarme el manto blanco. Totalmente desnuda nos abrazamos, no es nada sexual lo que siento, sino es el mostrarme tal y como soy, en toda mi totalidad sin ninguna capa. Ésta es la que soy sin ninguna coraza. Me coloca un colgante en el cuello, es una cruz tallada en madera. Yo la cojo con la mano derecha y Jesús me dice " Tienes mi bendición".

¿ Con que simbolismo me regalas esta cruz? " Para que recuerdes que perteneces a mi hermandad?. Le doy las gracias y me despido de todos salgo de la meditación. "

1 comentario:

Sibila. dijo...

¡Qué ejercicio más lindo!
Me parece que se trata de una persona que es una privilegiada porque es muy evolucionada y está logrando unir y conexionar de manera "exponencial"(!!) a todos los pueblos celulares de las respectivas Capas.
Hay connotaciones a todos los niveles de manera apabullante, a saber: el maestro Yoda como símbolo de su auténtica sabiduría aquí cobra vida; el doblete o ese sol que se solapa en anaranjado con amarillo brillante a modo de corona circular evoca a su vez el disco solar de Heliópolis de Atón; esa merienda-cena o epílogo evoca el mito del rey Arturo y los Caballeros de la Tabla Redonda (el equivalente homeomórfico de la auténtica Tabla Redonda con los Maestros en el Monte Sain-Michel), etc.
En todo este orden de cosas, prima una "máxima" de conectividad celular a nivel neuronal, símbolo de la auténtica realidad o mundo interior y solo accesible a través de la holografía, es decir, a través de la TAG.
A su vez, todo el ejercicio se constituye en una terapia de refuerzo positivo, en el sentido de que la interesada tiene muy buen nivel alcanzado, y por tanto, los mensajes le vienen muy bien como impulso a su "personalidad-yo" a modo de "caricias emocionales" que le ayudarán a "despegar" hacia Capas más altas de su Ser.
A su vez, de modo subrepticio, le hacen ver de modo breve y concreto (esto quiere decir que las cosas las tienen claras en su pueblo del primer escenario - y también se plasma en el resto de situaciones-)que ella es la que toma las decisiones....seguro que Solëika me entendería si expresara que es algo así como si le dijesen a esta altura: "C´est toi qui commandes"(!)
En todo este panorama, el contenido de los símbolos es muy enriquecedor (el infinito, las líneas onduladas, esa cruz final tallada en madera (y que sella de modo sagrado ese sentimiento de pertenencia a la hermandad del maestro Jesús)y la bellísima situación que lo rodea... vamos indescriptible (!!), creo -repito- que esta persona es una privilegiada.
Nada más. Todo lo que se diga es poco. Todos los ejercicios son muy buenos (cada uno en sí mismo) pero este es muy muy muy bueno, al menos para mí... y la despedida final es preciosa. Enhorabuena (!!).
Muchas gracias.

Entradas populares