Nueva Luna de Marzo 2010

La Nueva Luna cae a 25º10 de Piscis, el día 15.3.2010, a las 21:02 am, hora solar. Una hora más tarde, hora local, para España.

Las Fuerzas activadas en esta lunación son las siguientes:

• La del ángel Mumiah (72) que rige, por domicilio, de 25 a 30º de Piscis
• La del ángel Habuhiah (68), que rige por rotación, de 25 a 26º de Piscis
• La del grado Tiphereth de Sol y Luna...

Mumiah: La energía de Mumiah nos impulsa a hacer balance y a dar el toque final a los asuntos que han soltado ya todo su jugo, a las situaciones o relaciones que han recorrido todo su ciclo y que ya no pueden dar más de sí. Es la fuerza psíquica que nos índuce a desidentificarnos de todo lo vivido, a observarlo desde las gradas sin implicarnos, a reorganizarnos para emprender una nueva vida o para iniciar un nuevo ciclo. Mumiah nos ayuda a reprogramar nuestro ADN, a recuperar esas hebras que quedaron inutilizadas y que han de permitirnos conectar con el Yo divino y con toda la información que hemos acumulado en nuestro deambular humano. Esta fuerza permite transmutar las sombras en luz y penetrar en el mundo de la magia crística, permite vivir experiencias sublimes y descubrir el secreto de la eterna juventud. Impulsa también a dedicarse a la sanación y al cuidado de pobres y enfermos.

Dichos pobres no han de ser forzosamente personas con pocos recursos, sino que pueden ser también esos pobres de espíritu a los que Jesús se refería en sus parábolas. Me refiero a las personas que padecen el complejo de Edipo, las que se han “casado” con la materia y han “matado” al espíritu, privándolo de la posibilidad de hacer oír su voz. Cuando la fuerza psíquica llamada Mumiah se moviliza, nos induce a alimentar energéticamente a las partes de nuestra psique a las que solemos desatender, generalmente son las que atañen al Yo divino.

Llevar una experiencia hasta el final es ser consecuente, es vivir las cosas hasta sus últimas consecuencias, es sacer cerrar los ciclos para no llevarse a un nuevo ciclo los rastrojos y restos de vivencias anteriores. Es saber evitar arrastrar viejas frustraciones y viejos patrones. Es tener todos los elementos de juicio, una panorámica completa de una situación determinada. Mumiah ayuda a iniciar nuevos ciclos aprovechando lo positivo, el poso de experiencias y conocimientos que nos han dejado vivencias anteriores. Las personas influenciadas por Mumiah pueden elegir entre dos caminos: saber provechar ese poso y hacer que les sirva de base para nuevas creaciones o bien regodearse en su pasado, revolcarse en sus penas, sus yerros, traumas y frustraciones y ahogarse en las aguas de la autocompasión y el victimismo.

Si aplicamos estos contenidos a la actualidad, podemos decir que a las personas que se han visto perjudicadas por los recientes desastres climáticos se les presentan dos opciones: seguir buscando chivos expiatorios y culpables (gobiernos, ministerios, administraciones, empresas etc…) y maldecir su suerte o bien movilizar todas sus fuerzas para reemprender la marcha intentando quedarse con el poso, con el néctar, es decir la enseñanza que la vida les ha proporcionado para aplicarla a futuras actuaciones. Y no sólo me refiero a los desastres naturales sino a todos los tsunamis y terremotos emocionales particulares que en mayor o menor medida todos hemos vivido en estos últimos tiempos, concretamente desde que Plutón y Saturno están pasados de vueltas.

Habuhiah: Nos impulsa a amar la naturaleza, a comprender el mensaje que encierran las enfermedades, a ser portadores de sabiduría, bondad, belleza y armonía. Ayuda a limpiar energías parasitarias, a conseguir abundantes cosechas, a transformar la propia vida en un Edén. Aporta osadía, valentía, coraje y una gran voluntad de trabajo. Induce asimismo a saber aprender de los errores y a hacer los reajustes necesarios para enmendarlos. Aporta también aptitudes para ser un cazafantasmas y para limpiar astrales.

Extrapolando, podríamos decir que es de esperar que en este mes lunar sean “cazados” numerosos “fantasmas”, o sea gente que hace o dice fantasmadas, en relación con políticas carceleras, hospitalarias o con ONGs, todos ellos sectores ligados al signo de Piscis.

Los grados planetarios

Se activan también las energías del grado Típhereth de Sol y Luna. Los grados de 5 a 6, 15 a 16 y 25 a 26 de cualquier signo están regidos por Típhereth/Sol. Son grados de conciencia, de voluntad, de fuerza ejecutiva, la cual impulsará a las personas hacia el triunfo de sus objetivos, sean cuales sean, pero en este caso serán de corte sentimental o altruista.

De este grado en concreto (25 a 26 de Piscis), Kabaleb dijo lo siguiente:”La persona influenciada por este grado vivirá plenamente la exteriorización de sus sentimientos, habiendo llegado éstos a su culminación. En este punto, los sentimientos ya van de retorno hacia la unidad, ya han combatido los planes del Yo divino, han comprendido la jugada y ahora están al servicio del propósito primordial, dispuestos a trabajar para que la realidad del individuo se adecúe a los designios de su Yo Superior. Esta persona actuará con prudencia, con gran consideración y respeto hacia los demás y sus libertades. Cuando encuentre el espacio o el ser en el que descargar sus sentimientos, los proyectará con fuerza y la empresa arraigará y florecerá con vigor. Tendrá éxito en sus empresas porque se asentarán en el punto justo, en el momento oportuno. Este es un grado de triunfos sentimentales.”

El signo de Piscis

Piscis es el tercer signo de Agua. En el primero –Cáncer- el Agua/sentimiento penetra en nosotros como llovida del cielo. En el segundo –Escorpio- los sentimientos estacionan en nuestro interior y nos impregnan de su poder, de su fuerza. En el tercero –Piscis- los sentimientos salen de estampida y se derraman sobre el medio social en que vivimos. Por ello, los nativos de este signo son personas muy enamoradizas. Como los ríos que van a parar a la mar (regida por Piscis), los sentimientos de los pisciano se proyectan con fuerza sobre las personas que se cruzan en su camino y las anegan, sin que nada pueda impedirlo, hasta que aparezca en su camino otro individuo con el que se repetirá la operación. Es difícil que un Piscis sea fiel a un solo amor, porque le sobran los sentimientos, sin embargo, esa capacidad de amar puede ser canalizada a través de alguna actividad altruista, evitándose así posibles conflictos emocionales. Por lo general, los Piscis no rompen una relación, la transforman y lo que era un gran amor puede acabar siendo una gran amistad.

La experiencia fundamental de Piscis consiste en desprenderse de sus emociones, de su capacidad de amar, en verter su amor sobre los demás. Si Piscis ha aprendido la lección, será muy afectuoso al principio de su vida, pero no tanto en el final. Sin embargo, en este signo se producen muchos atascos porque el ser humano, en su actual estado evolutivo, se identifica mucho con sus emociones y deseos.

Júpiter, el planeta que rige el signo, concede a los Piscis –sobre todo los del tercer decanato- un optimismo a toda prueba, se ríen de todo, hasta de sí mismos, pero lo hacen con bondad, sin herir. La principal cualidad de estos nativos puede resumirse en una palabra: humanidad. Son los que más están dispuestos a atender al que sufre o al que tiene problemas, su buena disposición es capaz de resolverlos y a menudo lo hacen sin hacerse notar, como si fueran invisibles.
No es fácil llegar a comprender a un Piscis, cuando uno cree que está a punto de hacerlo, puede que desaparezca, al estilo Houdini. Suelen ser muy sensitivos, saben captar las vibraciones que hay en el ambiente. Es bastante frecuente que se ahoguen en sus propias emociones o en las de los demás. Descubrir su modo de utilizar su sensibilidad sin dejarse avasallar por ella es todo un reto para ellos. De un Piscis se puede esperar lo mejor o lo peor.

Como dice acertadamente mi amigo Pepe Serra en su crónica: “En Piscis, podemos aprender a darnos, a entregarnos, pero desde la alegría, el optimismo, la abundancia el amor, la luz, la compasión, ya no desde el dolor o la pena o el sacrificio, porque estas energías aumentan las penas. Ahora es el momento de hacer lo que nos hace felices y nos divierte a nosotros en primer lugar.”

Los aspectos planetarios

Sigue en danza la cuadratura Saturno-Plutón por tanto seguirán desmoronándose las estructuras obsoletas de nuestra psique, las que no concuerdan con las energías de la dimensión de la conciencia, hacia las que todos estamos abocados. Como siempre, de todos nosotros dependerá que este proceso se desarrolle en los escenarios de la psique o que salga al exterior en forma de seísmos. Y eso durará hasta que nos enteremos de la influencia que nuestras emociones y pensamientos ejercen sobre los patrones climáticos.

La fuerza saturnina, con cuatro oposiciones, nos invita a hacer justicia. Kabaleb decía que hacer justicia es llevar un impulso hasta sus últimas consecuencias, por lo tanto es recoger lo que uno ha plantado, aunque sea de forma inconsciente. O sea que en esta lunación, muchas personas recogerán los frutos de sus siembras emocionales. Si lo que se sembró fue amor, su vida será muy placentera, en caso contrario, podrían vivir horas amargas. Se trata de agotar la copa de la hiel, un proceso descrito en el Apocalipsis de Juan. Este podría ser un mes de muchas separaciones y del inicio de nuevas uniones.

Previsión signo por signo

Ha sido realizada por mi hermana Milena y publicada en su Web.

Meditación

La publicaré el Miércoles 17 de marzo, día en que la daré en el Centro Aureas de Barcelona, a las 19 h. Por cuestiones técnicas del propio Centro, no es posible darla hasta ese día.

Soleika Llop
http://abriendoconciencia.blogspot.com

2 comentarios:

Anónimo dijo...

Sublime, como siempre Hermana. Un análisis que da mucho de sí, que nos ayuda a ver las cosas mucho más claras. Gracias Sol. Besazo y vaya lujo de Hermanos que tengo, qué suerte la mía!!!!
Milena

Jorge Jiménez Garavito dijo...

Soleika, gracias por compartir con todos esta valiosa información de la Nueva Luna de Marzo 2010.
Un favor, puedes darnos la página web de tu hermana Milena.
Besos casi otoñales,
Jorge

Entradas populares