Más vale prevenir...

Últimamente muchas personas me están pidiendo que hable más de los ángeles y de cómo interpretar la influencia que sus programas ejercen sobre los planetas. Teniendo en cuenta que el planeta es como el cuerpo y los programas angélicos el alma de ese cuerpo. Por ejemplo, Venus representa la sensibilidad, el gusto, el amor etc.., pero si este planeta se encuentra ubicado en los grados regidos por un ángel en particular, sabremos hacia qué tipo de gustos se inclinará la persona. Si se trata del ángel Melahel, diremos que se sentirá inclinada hacia la sanación por métodos naturales, hacia la fitoterapia, la herboristería, ya que éste es el programa de Melahel...

Pongamos otro ejemplo: Urano representa lo nuevo, la sabiduría, promueve los flashes intuitivos, si está situado en los grados de Melahel, dichos flashes tendrán relación con la sanación y a la persona se le ocurrirán ideas geniales e iconoclastas, rompedoras de moldes, sobre este tema.

Aprovechando que ahora mismo la cuestión más candente es la sacudida que están sufriendo la macro y la micro economía, la abordaremos desde el ángulo de la Astrocábala.

Desidentificación, desapego, esa es la clave

Hemos hablado en el análisis de la Nueva Luna de Noviembre de este año de lo que se puede esperar del tránsito de Plutón en Capricornio. Las claves de este planeta son transformación, transmutación, renacimiento, regeneración, purificación, resurrección, metamorfosis, reconstrucción, por un lado. Y por el otro seísmos, derribos, destrucción, liquidación, catarsis, crisis, desmoronamiento, reconstrucción, humillación.

Howart Sasportas hizo hace años, en su obra Los Dioses del Cambio, una interesante reflexión sobre la que podemos apoyarnos para comprender lo que está aconteciendo en la economía mundial, bajo el impulso del tránsito plutoniano. Teniendo en cuenta que el signo de Capricornio es el que rige las grandes instituciones, los altos directivos, los políticos, los arquitectos, ingenieros y constructores, tanto de edificios como de marcos sociales.

“El ego intenta salvaguardar los apegos internos o externos que le dan un sentimiento de estabilidad y de solidez. Al ego personal no le interesa autodestruirse. Sin embargo, Plutón, el dios del mundo subterráneo, representa una fuerza que opera desde más abajo del nivel superficial de la conciencia, y que se opone a los esfuerzos de autopreservación del ego. Plutón simboliza la parte de nuestro psiquismo que inconscientemente “organiza” o atrae situaciones mediante las cuales nos desmoronamos. Nos desgarra, pero lo hace con el objetivo de que podamos reconstruirnos de otra manera.

Los tránsitos de Plutón pueden crear dolor, crisis, dificultades pero lo hacen en nombre del crecimiento y del cambio necesario. Nuestra naturaleza auténtica y más profunda, aunque irreconocida para la mayoría de nosotros, es ilimitada e infinita. Si derivamos nuestra identidad principalmente de “soportes” –ya sean éstos cosas o personas- o si nos identificamos demasiado con un sistema de creencias determinado o con una única imagen de nosotros mismos, los tránsitos de Plutón pueden desbaratar estos apegos o identificaciones. Y lo harán para ayudarnos a que nos identifiquemos nuevamente de una manera más amplia.”

Mano a mano Marte-Plutón

El día 26 de Abril de 2009, durante la lunación de Tauro, y con el Sol en este signo se forma un aspecto tensional entre Marte y Plutón, una cuadratura (90º de separación). El signo de Tauro es la plaza fuerte de la Banca y las finanzas y está ligado a los placeres, estéticos, sensuales, intelectuales o materiales. Si hacemos un cóctel con ambos ingredientes, los de Capricornio con Plutón y los de Tauro con Marte, el resultado puede ser bastante explosivo para la Bolsa, la Banca y la economía mundial.

Sin embargo, sabemos que el futuro no es predecible, sólo se puede hablar de probabilidades y sabemos también que podemos inclinar la balanza y dar fuerza a determinadas probabilidades más que a otras, veamos pues de qué manera podemos jugar con las fichas que se moverán en este tablero para que el resultado final nos deje con buen sabor de boca.

Ante todo tengamos en cuenta que las cuadraturas no forzosamente implican un conflicto, sino que representan importantes acumulaciones de energía, indican que distintas facciones de la psique –personal y/o colectiva- entran en contacto, como si de una reunión ministerial se tratara, para debatir sobre unos temas que están en el tapete y que pueden prestar a discusión. Sin embargo, los “ministros” no tienen por qué lanzarse puyas, pueden llegar a un consenso, a una “entente” cordial. Hasta pueden estrecharse las manos, contarse chistes y tomarse juntos unas copas. Veamos el contenido de sus “carpetas”.

¿Qué pasa con Marte?

El día y hora en que se produce la cuadratura -26 de abril 2009- Marte se sitúa de 3 a 4º de Aries. Marte activa las fuerzas del ángel Vehuiah (1) y Elemiah (4).

Vehuiah es la fuerza psíquica que nos impulsa a orientarnos hacia lo nuevo, lo vanguardista, lo atrevido; que nos ayuda a sobreponernos a las situaciones críticas, a despertar nuestra voluntad si está aletargada, a romper moldes, a desafiar lo antiguo, a salir del estancamiento y la depresión. La incorrecta utilización de esta fuerza puede promover su vertiente contraria, la cual habla de autodestrucción, de inflamaciones, de crear acidez (la cual desconecta los códigos del ADN), de turbulencias, violencia, querellas, luchas y combates.

Hagamos aquí un inciso para precisar lo que ocurre en el cuerpo humano cuando, debido a la acidez, se desconectan los códigos del ADN, el biológico y el espiritual: la llegada de la información necesaria para el correcto funcionamiento del organismo físico se ve alterada, las células y órganos no reciben las órdenes adecuadas, es como intentar escuchar la radio debajo de un túnel, surgen interferencias. Pero ocurre además algo mucho más preocupante –si cabe- y es que el ADN espiritual no recibe adecuadamente las órdenes del Yo Superior, del núcleo del ser, de los guías y maestros y la persona se siente perdida, desorientada, esto suele provocar ansiedad y depresión.

Extrapolando –como arriba es abajo- podemos deducir que lo que ocurre con el cuerpo físico destiñe sobre el cuerpo social. Imaginemos que todos los seres humanos juntos forman un inmenso cuerpo, si éste no aprovecha correctamente las energías de Vehuiah, puede resentirse y quedar desorientado, pero en todo lo que atañe a su bolsillo, ya que estamos hablando de Tauro y Capricornio. La destrucción aludida puede ser la de su economía, lo mismo que las turbulencias, las inflamaciones, las luchas etc…

En cambio, si una masa crítica de “células” (personas) de este cuerpo social decidiera hacer buen uso del carburante lumínico de Vehuiah (meditando sobre su programa y formulando su plegaria), a ese cuerpo, en todo su conjunto, le llegaría la información necesaria para sobreponerse de forma creativa a cualquier escollo económico y salir victoriosa de eso que los chinos llaman en sus ideogramas “peligro y oportunidad” (crisis).

Elemiah es la fuerza psíquica que nos impulsa a practicar la autoexploración, la introspección, a identificar las incoherencias y emociones que frenan el propio avance, a desapegarse de lo material, a no estancarse en las certidumbres, a reencauzar la propia vida, a descubrir nuevos caminos, a reconectar con la divinidad interior. Es una fuerza que protege contra la codicia y la vanidad. Su incorrecta utilización lleva a involucrarse en empresas que dan malos resultados, lleva a la ruina, al estancamiento, al maquiavelismo, a proyectar en los demás las propias lacras, a cosechar fracasos, al pesimismo, a la desesperación y a ser más codicioso que el jefe de Homer Simpson.

Si utilizamos la fuerza de Elemiah para meditar sobre la crisis económica mundial, tal vez nos venga la idea de que se trata de la muerte de un sistema basado en la injusta distribución de los recursos.

…Tal vez entendamos que las crisis que se viven por fuera no son más que la exteriorización/cristalización de un proceso que surgió en el interior pero que no ha sido comprendido.

…Tal vez comprendamos que las enfermedades o malestares del cuerpo social tienen el mismo origen que las del cuerpo humano: constituyen una señal de que algo no anda bien y de que es preciso rectificar el tiro.

…Tal vez consideremos la conveniencia de volver al patrón oro – cuando el dinero que se ponía en circulación estaba respaldado por las reservas de oro- pero desde una perspectiva más profunda, es decir que la sabiduría, la conciencia y la ética (simbolizados por el oro) sean los soportes de la actividad económica, sean los valores que respalden cualquier transacción, a nivel mental, emocional o práctico.

…Tal vez captemos la idea de que el dinero es energía y que por tanto observar por dónde tenemos fugas en nuestro sistema (¿hablamos por los codos y se nos escapa por la boca?¿Somos adictos al trabajo, obsesos sexuales o bulímicos irredentos etc..?) nos permitirá comprender por dónde se nos escapa la abundancia. Elemiah es capaz de inspirar estas ideas, y muchas más…

…¿Y con Plutón?

El 26 de Abril, Plutón se sitúa de 3 a 4º de Capricornio y es activado por las fuerzas de Mebahiah (55) y Yeialel (58).

Mebahiah es la fuerza psíquica que nos impulsa a actuar con ética, a ser bondadosos, filántropos, a respetar las leyes cósmicas, a conectar con el núcleo divino, a traer el cielo a la tierra, a hacer de la Tierra un paraíso, a desapegarse de lo material. Su incorrecta utilización promueve las mentiras, la propagación de ideas falsas, las conductas alocadas e incoherentes, la falta de ética y de lucidez, el materialismo a ultranza y a descubrir la luz combatiéndola, (como Pablo en el camino de Damasco).

Yeialel es la fuerza psíquica que nos impulsa a ser útiles a la comunidad, a trascender la realidad material y tener una visión de conjunto, a desapegarnos de los resultados, a ver claro en las situaciones oscuras y a encontrar soluciones lógicas a los problemas concretos de la vida. Aporta discernimiento y aptitudes para la sanación, sobre todo de enfermedades mentales. La incorrecta utilización de la energía de este ángel o estado conciencia promueve la cólera, la agresividad, el pesimismo, la obstinación, los abusos de poder, la debilidad mental, la falta de discernimiento y la mentira.

Tiritas para este bolsillo “partíiio”…

Propongo desde estas líneas un remedio creativo para paliar los efectos de la crisis. Ante todo tomar conciencia de que todo aquello que no entendemos por dentro acaba exteriorizándose y encarnándose en nuestro teatrillo exterior. Es el paso de la energía a la materia, de la onda a la partícula, sólo que para que se dé este paso, se requiere la colaboración de unas entidades que son las que se encargan de promover la parte contraria de cada ángel. Dichas entidades reciben el nombre de ángeles caídos. Dicho de otro modo, si no somos capaces de captar los mensajes lumínicos que recibimos – a través de nuestro ADN sutil- de nuestra conciencia angélica, esta luz, que no se puede perder, cae a una esfera de menor vibración, a un depósito o “cuenta bancaria” manejada por unos banqueros del abismo.

Son la contrapartida de nuestro ser angélico, son nuestra conciencia angélica disfrazada con un traje oscuro. Su función es hacer que captemos el mismo mensaje, pero vuelto del revés, con sangre sudor y lágrimas. Son los señores de la Forma, los que recogen la luz que no ha sido convenientemente utilizada, la luz que ha sido frenada en su recorrido. Esta frenada hace que la luz se densifique y acabe transformándose en anécdotas, en vivencias palpables.

Dichas vivencias tendrán que ver con las fuerzas angélicas que rigen los planetas, en este caso, Vehuiah, Elemiah, Mebahiah y Yeialel, pero en su faceta más sombría: derrumbe, crisis, pesimismo etc…

La propuesta creativa podría ser imaginar que invitamos a esos cuatro personajes a nuestra casa, para participar en una tertulia, cuyo tema sería “¿Cómo afrontar la crisis?”, cogemos lápiz y papel y hacemos un “brain storming”, es decir apuntamos todas las ideas que surjan, aunque parezcan absurdas o raras a primera vista. Si antes seguimos los pasos indicados en las meditaciones de Nueva Luna (están en este blog: relajación, subida al Mont Saint Michel, invocación a los maestros), probablemente las respuestas serán más claras y fluirán mejor.

Sintetizando…

Si un número crítico de personas fueran capaces de actuar conscientemente con los programas de estos ángeles y de plantearse qué estructuras mentales, emocionales o físicas han de desmoronarse para dar paso a nuevas construcciones, desactivarían las cargas de Plutón y Marte y podríamos desviar el misil del crash bursátil y bancario que, cual espada de Damocles, pende sobre nuestras cabezas. Un misil cuyos efectos podrían tener su punto álgido en el mes de Abril.

Este comentario tendría que formar parte del análisis de la Nueva Luna del 25 Abril 09. Sin embargo, como más vale prevenir que tener que extirpar un tumor, he creído oportuno publicarlo con unos meses de antelación. Somos libres de elegir la senda por la que queremos transitar, la de la transmutación o la de la bancarrota mundial, pero lo que ya no es de recibo es esperar haciendo sillón ball delante de la caja tonta a que actúen las circunstancias, para luego culpar a los banqueros, a los capitalistas, a los gobiernos, a la suegra o al perro del hortelano. O como lo diría Sabina, para salir de romería con la cofradía del santo reproche. Los ciudadanos de la era acuariana ya no pueden permitirse este tipo de actitudes porque son conscientes de que cada ser es el artífice, ingeniero y arquitecto de sus propias circunstancias.

A buen entendedor…no han sido pocas las palabras, lamento la verborrea pero el tema tratado lo merecía.

Soleika Llop

1 comentario:

Marco dijo...

Cada palabra tuya, Soleika, actua con la precision de un rayo láser, preciso, concentrado de luz. Encuentras el verbo, el ritmo adecuado para describir los procesos anímicos más sutiles. Cuando se te lee uno vislumbra en su imaginación la escena argumental a la que te refieres igual que si estuvieses sentado ante una pantalla de 40 pulgadas de LCD Full HD. Gracias.

Entradas populares